El Gobierno promete una rebaja media de 450€ al año en el recibo de la luz para la tarifa regulada

Los clientes de la tarifa libre también podrán obtener rebajas en sus renovaciones

Los precios de la electricidad se han convertido en un problema de primera índole para los ciudadanos españoles y el conjunto de las empresas. Para abaratar estos costes, el Gobierno ha aprobado este viernes en un Consejo de Ministros extraordinario la denominada ‘excepción ibérica’ (un tope del gas para el mercado mayorista). Con este plan, los clientes que tengan tarifas reguladas (PVPC) verán de manera inmediata la reducción de su recibo de la luz en un 30%, tal y como ha prometido el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

De forma práctica, y sobre los precios actuales que se han visto disparados desde el inicio de la guerra de Ucrania, la rebaja media anual será de entre 400 y 500 euros. Esta situación dependerá del tipo de potencia contrata que tenga cada hogar, así como el consumo mensual que haga cada usuario.

En el rango alto de precios, por ejemplo, según un reciente estudio de la organización de consumidores Facua, en los primeros meses del año el recibo medio de los clientes regulados estuvo por encima de los 130 euros al mes. Bajo estas cifras, la rebaja anual que se alcanzará con esta medida será de 480 euros al año. En el caso de facturas más bajas, si la potencia contratada es menor y se hace un bajo consumo, para un recibo de unos 50€/mes, la rebaja se situaría sobre los 170 euros al año.

En cuanto a la entrada en vigor de esta medida, todavía faltan algunos días para su ejecución. Por el momento el Gobierno de España tiene aprobada la medida, pero necesita el ‘ok’ definitivo por parte de la Comisión Europea para que tenga total vigencia. Según ha precisado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, esto podría ser cuestión de 10 días o dos semanas.

¿Y qué pasa con la tarifa libre?

En cuanto a los clientes que tengan tarifa libre; es decir, que paguen un precio fijo por la energía al año, o con un coste fijo de electricidad al mes, también podrán verse beneficiados por esta medida, aunque no será de manera inmediata.

En este caso, cada cliente que vaya a renovar el contrato con su empresa comercializadora de luz podrá verse beneficiado de un descuento. Esto se debe a que el precio mayorista de la energía será más barato, y por lo tanto su compañía debería bajarle el recibo. Pero eso no sucederá hasta que no llegue dicha renovación, o para nuevos contratos.

La parte técnica

El mecanismo durará unos 12 meses y permitirá fijar el precio medio del gas en torno a esos 50 euros/MWh (comenzando por 40 euros para ir posteriormente subiendo hasta los 48,8 euros), frente al actual precio de referencia en el mercado de más de 100 euros/MWh -como en el caso del TTF holandés, de referencia en Europa-, con un precio que partirá de los 40 euros/MWh, durante seis meses.

En la configuración actual del mercado eléctrico, el gas determina el precio global de la electricidad cuando se utiliza, ya que todos los productores reciben el mismo precio por el mismo producto, la electricidad, cuando entra en la red.