Sánchez y Calviño venden la reforma laboral a los grandes fondos de inversión sin tener cerrados los apoyos

El presidente se reencuentra con el Ibex tras las Navidades y les calmará respecto a la ejecución de los fondos europeos y los cambios regulatorios

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño (i) conversa con el ministro de Presidencia Félix Bolaños (d) a su llegada a la sesión de control que se celebra, este miércoles, en el Congreso de los Diputados. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, aprovecharán el ‘Spain Investors Day’, la gran cita económica inaugural del año que reúne a la plana mayor del Gobierno con las principales empresas del Ibex-35, fondos de inversión y gestoras internacionales, como Goldaman Sachs, JP Morgan, Amundi o Blackrock, para vender la reforma laboral.

El líder del Ejecutivo y la ‘número dos’ del Gobierno, con larga experiencia en Bruselas, aprovecharán el escaparate de la XXI edición del gran foro financiero internacional de inversores para trasladarán a los inversores internacionales la “seguridad jurídica” que aporta la reforma laboral consensuada con la patronal y los sindicatos, aunque todavía el Gobierno no ha logrado cerrar los apoyos para que la norma se valide en el Congreso.

Asimismo, aprovecharán la importante cita para marcar la orientación para el conjunto del año, destacando ante alrededor de 200 inversores internacionales el avance de la vacunación, la promesa de una mayor reactivación económica y la confianza de los inversores en la deuda española, según señalan a Economía Digital en fuentes gubernamentales.

También aprovecharán sus sendas intervenciones, en un una comida-coloquio al mediodía en el caso de Calviño y la clausura de Sánchez por la tarde, para tranquilizar a las grandes empresas del Ibex y los inversores respecto a la ejecución de los fondos europeos, tras la menor ejecución de lo previsto en 2021 y las denuncias de CEOE, Banco de España o AIReF respecto a la lentitud y las dificultades en su ejecución.

Grandes fondos de inversión y gestoras: Goldman, Blackrock, JP Morgan…

La XII edición del foro ‘Spain Investors Day’, que se celebra este miércoles y jueves en formato híbrido en Madrid, cuenta con la participación de 44 empresas españolas, entre ellas las principales cotizadas, y cerca de 200 inversores internacionales.

Entre los grandes fondos de inversión que acuden a la gran cita se encuentran Goldman Sachs, JP Morgan, Azvalor, Cobas y gestoras internacionales tipo Amundi, Blackrock o Threneedle, según confirman fuentes partícipes en el evento.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Nadia Calviño, en sus escaños en el Congreso de los Diputados. EFE/Fernando Alvarado

Los grandes inversores internacionales mantendrán encuentros con importantes empresas cotizadas españolas, con las máximas autoridades del Gobierno de España y de los organismos reguladores y supervisores del mercado, con el objetivo de impulsar España como destino inversor y transmitir confianza en el país.

Conocedores de la importancia del evento, Sánchez y Calviño aprovecharán para lanzar un mensaje de confianza en la economía española, subrayando la reactivación económica, a pesar de unas previsiones de crecimiento (6,5% en 2021 y 7% en 2022) cuestionadas por los principales organismos, y sobre todo la mejora del empleo, además de las reformas e inversiones acometidas y planeadas en el marco del Plan de Recuperación con los fondos europeos.

Y es que la relevancia de la inversión extranjera en España se constata en datos como el de la procedencia de un 75% de los movimientos bursátiles de capital extranjero y un buen montante procedente de fuera del total de 17.000 millones de euros que las cotizadas españolas captaron el año pasado en los mercados en operaciones como ampliaciones de capital.

800 reuniones entre inversiones, empresas y Gobierno

La organización estima la asistencia de unos 200 inversores de 13 países, la mayoría de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, y de otros importantes Estados miembros de la UE, y confía en cerrar con alrededor de 800 encuentros.

El formato del evento incluye, además de los actos públicos, con dos almuerzos coloquio con altos cargos (las vicepresidentas Nadia Calviño y Teresa Ribera) y un cóctel de gala con todas las personalidades, además de una zona de networking.

En el marco de la iniciativa de este foro, que surge en 2010 a petición de las principales empresas españolas cotizadas en el Ibex, se programan decenas de encuentros cerrados ‘one to many‘, donde el máximo directivo de cada compañía presenta su empresa a un grupo aproximado de 100 o 120 inversores.

También se llevan a cabo encuentros privados ‘one to one‘, es decir, intercambios de información entre cada empresa y una institución inversora. Fuentes gubernamentales apuntan a este medio que tanto Sánchez como Calviño podrían reunirse con algunos de los principales empresarios del Ibex en función de los tiempos y sus agendas.

Un total de 44 compañías de primer nivel participarán en la XII edición del SID, pertenecientes a todos los sectores, tanto el energético, como el turístico, farmacéutico, de construcción e inmobiliario, de alimentación, telecomunicaciones o financiero.

Así, acuden a la cita Acciona, Acciona Energía, Acerinox, Aena, Applus Services, Atlantica Sustainable Infraestructure, Atresmedia, Audax Renovables, Bankinter, Caf, Caixabank, Catalana Occidente, Cie Automotive, Ebro Foods, Edreams Odigeo, Enagás, Ence, Endesa o Ferrovial.

También estarán presentes Fluidra, Gestamp, Grupo Acs, Iberdrola, Indra, Inmobiliaria Colonial, International Airlines Group, Laboratorios Rovi, Mapfre, Mediaset España, Meliá Hotels, Merlin Properties, Neinor Homes, Prisa, Prosegur, Prosegur Cash, Red Eléctrica de España, Reig Jofre, Repsol, Sacyr, Técnicas Reunidas, Telefónica, Unicaja Banco, Vidrala y Vocento.

El lío de la reforma laboral: PSOE explora la vía de Cs y Podemos prioriza a los socios

Entre tanto, el lío de las negociaciones para conseguir los apoyos suficientes que peritan validar la reforma laboral en el Congreso se sucede: PSOE explora la vía de Ciudadanos (y PNV) para conseguir sacar adelante la reforma sin cambiar el texto pactado con patronal y sindicatos, mientras que Unidas Podemos prioriza a los socios de investidura (ERC, PNV y Bildu), lo que a buen seguro implicaría retoques en la reforma.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, lleva días manteniendo conversaciones con los portavoces los distintos partidos, incluido Cs, según confirman a Economía Digital en fuentes del PSOE. Este mismo miércoles se reunió con los líderes sindicales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, para escuchar sus planteamientos de cara a la reforma laboral, el SMI o Formación Profesional. A los socialistas también les gustaría lograr la abstención del PP, pero los ‘populares’ ya han avanzado su ‘no’ en la votación.

Mientras, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, insiste en la intención de que se mantenga “en la medida de lo posible” el texto de la reforma laboral y aleja en cierta medida las expectativas sobre un posible acuerdo con Ciudadanos sobre la reforma laboral en su tramitación en el Congreso, a no ser que rectifique y acometa un cambio en su posición. PNV. Tras los primeros contactos los pasados días 30 y 31 de diciembre, Unidas Podemos reanudó los contactos este miércoles.

Entre tanto, los partidos nacionalistas mantienen su postura contraria a la reforma en los términos actuales, aunque negocian ya con el Ejecutivo algún posible encaje, como impulsar los acuerdos autonómicos que permitan la prevalencia de los convenios autonómicos sobre el estatal, una férrea exigencia del PNV.

Entre otras, los grupos nacionalistas y habituales aliados del Gobierno reclaman mejoras en las indemnizaciones por despido, el salario por tramitación, la prevalencia de convenios autonómicos y mecanismos de la Administración para frenar los ERTE de empresas que despiden masivamente tras recibir ayudas públicas.

Sea como sea, fuentes gubernamentales confirman a este medio que dan por seguro la aprobación de la reforma laboral, ya sea con la opción de Ciudadanos y PNV o, la más probable, de sus socios habituales, para conseguir convalidar en la Cámara Baja el real decreto ley el próximo 3 de febrero, aunque insisten en su negativa a que la norma se tramite como proyecto de ley para evitar posibles cambios vía enmiendas en la tramitación.