Sánchez niega al BDE: «España contiene los daños mucho mejor que otras economías»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avisa en Davos de que "está en juego el orden mundial", anuncia que Finlandia y Suecia participarán en la cumbre de la OTAN en Madrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la Reunion Anual en Davos (Suiza)/ EFE/EPA/GIAN EHRENZELLER

Potencial inversor para los microchips, recuperación «fuerte» y localización estratégica para reformar la independencia energética de la UE. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha realizado un discurso en Davos (Suiza) en el que ha vendido estas veleidades de España y ha defendido las medidas y reformas realizadas que están permitiendo a España «contener los daños mucho mejor que otras economías».

Así lo ha señalado durante su intervención en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en Davos-Klosters (Suiza), después de que la semana pasada el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, afirmase que de entre las grandes economías europeas España es «la que peor lo ha hecho» en la salida de la crisis, al situarse 3,4 puntos porcentuales por debajo del nivel de PIB prepandemia, mientras que la Eurozona superó en 0,4 puntos ya su nivel precrisis.

Sánchez ha vendido en Davos que hay razones para ser «optimista» en materia económica porque España está registrando un «fuerte crecimiento» y continúa con su senda de recuperación que perdura en lo que va de año, al haberse registrado un avance del PIB del 6,4% interanual en el primer trimestre y una previsión de crecimiento del 4,3% este año, una de las mayores tasas de las economías avanzadas.

De igual forma, ha defendido las reformas y medidas adoptadas por el Gobierno, sobre todo en materia laboral al encontrarse España «en vías de corregir los defectos endémicos de su mercado laboral: la precariedad y la temporalidad«. En este sentido, ha subrayado ante los asistentes en Davos los datos «impresionantes» conseguidos con la reforma laboral, al reducirse el paro de jóvenes y mujeres a un «ritmo constante» y haberse superado ya los 20 millones de cotizantes.

En este contexto, Sánchez ha aprovechado para destacar el potencial inversor de España y dejar claro el interés de ser «el mejor socio de la industria para la demanda de microchips», toda vez que este mismo martes el Consejo de Ministros aprueba el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de microchips y semiconductores, con una inversión de 12.000 millones de euros, tras haberse elevado en 1.000 millones respecto a lo inicialmente previsto.

De hecho, este es uno de los principales objetivos de Sánchez en Davos, conseguir atraer inversiones a España en materia de microchips. Está previsto que Sánchez se reúna en el marco del foto internacional con grandes tecnológicas como Intel, Qualcomm, Micron y Cisco para atraer inversiones en este campo.

Independencia energética: estrechar lazos con Latinoamérica

En su intervención, ha hecho hincapié en la importancia de avanzar hacia la independencia energética de la UE para no depender de Rusia y, al respecto, ha considerado que el sur de Europa, y España en particular, tienen las capacidades necesarias para dar respuesta a la escasez de suministro de gas procedente de Rusia.

Como vía para impulsar esa autonomía estratégica ha propuesto también tejer lazos con América Latina en aras de cooperar y lograr rebajar la dependencia de buena parte de los Estados miembros de la UE del gas ruso.

Se ha referido también al tope al precio del gas impulsado por España y Portugal, con el aval del Consejo Europeo, que espera que pueda aplicarse «en breve», y que permitirá bajar los precios para proteger a hogares y empresas de la «extrema volatilidad» de los posibles incrementos de precios en los mercados energéticos en los próximos 12 meses.

También ha aprovechado para explicar el Plan de respuesta a la guerra de 16.000 millones de euros aprobado por el Gobierno con medidas como la bonificación de 20 céntimos a los carburantes, las ayudas a distintos sectores o la prórroga de la rebaja de los impuestos a la luz.

Igualmente, ha recalcado en la importancia del Plan de Recuperación para la recuperación económica y la modernización y transformación del país, y ha insistido en la importancia de la colaboración público-privada, tras agradecer los 15 grandes acuerdos suscritos con los agentes sociales.

Finlandia y Suecia participarán en la Cumbre de la OTAN en Madrid

El líder del Ejecutivo español ha dedicado buena parte de su discurso ante la cúpula económica mundial a analizar el conflicto de Ucrania tras la invasión de Rusia y las consecuencias del mismo en la economía mundial y española.

«Está en juego el orden mundial», ha avisado Sánchez, quien ha alertado también de que la guerra en Ucrania está provocando «crisis alimentarias sin precedentes con unas consecuencias impredecibles para muchas familias», ante la escasez de materias primas y alimentos y la subida de precios.

En este sentido, ha indicado que España ha acogido más de 100.000 refugiados ucranianos y ha mostrado el compromiso «firme» con Ucrania, ya que el ataque de Putin es «un ataque a la. UE y a todo lo que representa».

En cuanto a la Cumbre de la OTAN en Madrid los próximos 29 y 30 de junio, Sánchez ha confiado en que haya una «mayor unidad» entre aliados de la OTAN y la UE, por lo que ha adelantado que se está preparando una cena informal entre los Estados miembros de la UE y los aliados de la OTAN, ya que algunos de los primeros no forman parte de la Alianza Atlántica.

En esa Cumbre se tratará de definir la estrategia de la OTAN para los próximos años, hasta 2030, y España transmitirá un mensaje «firme» sobre su postura para hacer frente a Putin, así como las preocupaciones en materia de seguridad en torno a África Subsahariana.

El presidente del Gobierno también ha anunciado que en la Cumbre estarán presentes Finlandia y Suecia, después de que la semana pasada solicitasen su adhesión a la OTAN, con el respaldo de España que va a tratar de acelerar todo el proceso.