Los transportistas convocan una huelga para navidades

Los transportistas aseguran que sufren un trato degradante e inhumano por parte de los clientes y el abandono por parte del Estado

Un hombre descarga un camión justo enfrente de una oficina de empleo./ EFE

Un hombre descarga un camión justo enfrente de una oficina de empleo./ EFE

El sector del transporte ha cumplido sus amenazas. Tras sufrir el «abandono por parte del Gobierno de España al sector del transporte de mercancías por carretera, tras varios años de negociación alrededor del paquete reivindicativo del 20 de febrero del 2020″, el Comité Nacional del Transporte por Carretera ha convocado una huelga en todo el sector entre los días 19 y 22 de diciembre de este año.

Según han asegurado a través de un comunicado, «solo un cambio radical y urgente por parte de Gobierno y clientes podría evitar este conflicto». De no ocurrir ese giro, el sector del transporte por carretera entrará en huelga justo al inicio de las vacaciones y a tan solo dos escasos días de las celebraciones de Nochebuena y Navidad, lo que pone en riesgo una de las campañas más fuertes del año que ya se veía delicada debido a la escasez de suministros y el desabastecimiento.

Sobre la mesa todavía están algunas de las reclamaciones más básicas que, pese a la reunión que ha tenido lugar este miércoles, no se han logrado resolver, como el papel de los camioneros en la carga y descarga de los vehículos, el pago por uso de las autovías que han pasado a manos del Estado, la construcción de más áreas de descanso seguras y la implantación de la Euroviñeta, un peaje especial para los camiones pesados que funciona según lo que estos vehículos contaminen.

Denuncian que se han «agotado los canales razonables de negociación con el Gobierno» y la «absoluta falta de sensibilidad por parte de nuestros clientes en la presente coyuntura económica». Aseguran que estos últimos «se aprovechan de la posición de dominio que le concede la vigente regulación del contrato de transporte de mercancías por carretera que está provocando incluso un enorme problema de falta de conductores profesionales» y es que definen como «degradante e inhumano» el trato y las condiciones en las que llevan a cabo su trabajo.

Avatar