Raquel Sánchez acusa al Govern de utilizar la huelga de Renfe para exigir competencias

La ministra de Transportes ha afeado a la Generalitat que haya aprovechado el conflicto laboral para reclamar la cesión del servicio de cercanías a Cataluña

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, interviene durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso de los Diputados. EFE/Chema Moya

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha cargado contra la Generalitat de Cataluña por haber instrumentalizado la huelga de maquinistas de Renfe para sacar rédito político. La dirigente socialista ha afeado a la bancada de Junts que utilice el conflicto laboral para tratar de forzar la cesión de las competencia del servicio de cercanías Rodalies.

Sánchez ha reprochado a los líderes del Govern que hayan reactivado su petición justo cuando los sindicatos anunciaron su movilización, que derivó en un parón de los servicios durante varias jornadas, limitando su uso para los pasajeros. “No fue el mejor momento”, ha expresado en el Congreso de los Diputados durante la sesión de control al Gobierno.

“Ustedes reclaman y reprochan mucho al gestión del servicio de Renfe en cercanías pero son los primeros que tienen problemas a la hora de gestionar”, ha esgrimido en la cámara.

En todo caso, la titular de Transportes sí que se ha mostrado partidaria de negociar la cesión de las competencias, aunque ha pedido a la formación independentista que abra las conversaciones en otros foros. “Estamos dispuestos a abordar conjuntamente el traspaso de los servicios ferroviarios intracomunitarios”, ha ratificado.

Ante las críticas por la gestión estatal de los cercanías, la ministra socialista ha recordado que ya se puso en marcha un proyecto para invertir hasta 6.300 millones de euros en Rodalies hasta el año 2030. En los primeros tres años, se han materializado apenas 850 millones de euros.

Junts condiciona su apoyo a los Presupuestos al traspaso de Rodalies

La respuesta de Raquel Sánchez se produce después de que Junts haya colocado la cesión de Rodalies como uno de los requisitos fundamentales para ofrecer su voto al Gobierno para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Las cuentas del 2022 siguen en el aire a la espera de que se posicione también Esquerra Republicana.

“¿Qué les parece si se comprometen a traspasarnos Rodalies y entonces hablamos de los Presupuestos?”, ha preguntado la diputada de Junts, Pilar Calvo.

La representante de la formación neoconvergente ha advertido sobre la necesidad de gestionar por su cuenta la red de cercanías para terminar con los problemas que concentran algunos tramos como la línea R3 por la que circulan millones de pasajeros, después de que en 2009 ya se lograra una parte del control. “Solo nos traspasaron la gestión de los horarios”, ha comentado.

Calvo se ha comprometido a mantener los derechos laborales de los funcionarios de Renfe si finalmente se materializa el cambio de competencia. La diputada de Junts afirma que se conservará tanto su sueldo como su posibilidad de moverse de puesto por el Estado tras las críticas expresadas por los propios maquinistas durante la huelga.