Airbus abre la puerta a más salidas “selectivas” tras superar las 400 bajas voluntarias

El gigante aeronáutico actualiza la cifra de salidas voluntarias y espera que puedan ser más para reducir los despidos forzosos

Airbus es consciente de que el golpe del coronavirus al sector aeronáutico le lleva inevitablemente a recortar puestos de trabajo. El consorcio europeo hizo cálculos y en un primer momento consideró que tenía que eliminar 1.600 plazas en España, sumando el área de defensa y la división comercial. Pero activó antes un plan de salidas incentivadas, que ha tenido una avalancha de solicitudes y se cerrará el próximo 20 de diciembre, como medida paliativa.

Según informan fuentes sindicales a Economía Digital, el número de salidas cerradas superarían los 400 voluntarios. Esta cifra fue trasladada ayer, miércoles, a los sindicatos en la conocida como comisión de desvinculaciones, donde se informó de la aprobación de las últimas peticiones de salidas (115, aproximadamente, entre enero y marzo de 2021).

La cifra oficial y definitiva se conocerá dentro de tres días, pero en Airbus no descartan volver a abrir la puerta de salida amistosa. A preguntas de este medio, el presidente de la compañía en España, Alberto Gutiérrez, confió en que el paquete de medidas adoptadas no fuera el último, si bien reconoció que las próximas salidas deben ser “selectivas”. 

Fuentes sindicales apuntan a que el número de solicitudes de bajas incentivadas en Airbus superan ya las 700

El motivo es bien sencillo: la solicitud de salida por parte de los trabajadores ha superado con creces la oferta disponible, con 700 peticiones, de acuerdo a las voces sindicales consultadas. 

Gutiérrez, que estuvo acompañado por el responsable de Airbus Operations en España, Manuel Huertas, y por Francisco Vergé, consejero delegado de Airbus Helicopters España, reconoció que 2020 ha sido un año sin precedentes para la compañía. Para muestra, un solo dato: la industria aérea ha tenido que sobrevivir con un 80 % de la flota de aerolíneas en tierra.

De hecho, la compañía ya estudia con la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) la creación de un mecanismo de rescate para la industria aeronáutica, bautizado Aerofondo. El presidente de la compañía aseguró que la previsión es crear este fondo en febrero.

De las prejubilaciones a los años sabáticos

Las más de 400 salidas amistosas autorizadas se acercan al corte marcado por la empresa. La vía principal que se ha escogido para conseguirlo son las prejubilaciones, que están dirigidas para trabajadores a partir de los 59 años. 

Airbus ha ofrecido, además de prejubilaciones, años sabáticos y salidas voluntarias

Pero no ha sido la única fórmula. A esta iniciativa de Airbus España se añade la de las “excedencias incentivadas”, también bautizadas como años sabáticos. Es el punto que más fricciones ha provocado entre la empresa y la parte social, porque su gran acogida por parte de los trabajadores altera en mayor medida el número de salidas voluntarias solicitadas y aceptadas.

La tercera fórmula ha sido la de las bajas incentivadas, cuyas indemnizaciones (45 días por año trabajado con un tope de tres anualidades o 300.000 euros) están “muy por encima de la media actual no solo en España, sino en empresas del sector”, según explicaron los sindicatos CCOOSIPA y ATP-Sae.

Ajustes en defensa y área comercial

Las salidas voluntarias de Airbus mitigarán el cálculo final de despedidos en España. La compañía es consciente de que debe adaptarse a un escenario post pandemia, en el que el nivel de la demanda seguirá por debajo respecto al de años atrás, como ha afirmado ya IATA, por lo que es necesaria una reestructuración a nivel internacional que, por tanto, también pasa por España.

Ese plan de adelgazamiento toca inevitablemente a dos áreas del gigante aeronáutico: defensa y comercial. La división de helicópteros, sin embargo, no ha sufrido tanto por el coronavirus (el descenso de la demanda ha sido de en torno a un 25%).

Respecto al área comercial, Airbus Commercial Aircraft, la compañía anunció en julio que el ajuste sería de aproximadamente 900 personas y se concentrará en las bases de Getafe (455 puestos de trabajo), Illescas (283 puestos de trabajo) y Puerto Real (151 puestos de trabajo). 

La situación de la división de defensa, Airbus Defence and Space, es algo distinta. El recorte laboral ya se comunicó en febrero, es decir, antes de la pandemia. La causa fue el retroceso en la actividad que se arrastraba desde hace años.

Con la puesta en marcha de un plan que persigue reducir 2.665 posiciones a nivel mundial de Airbus, la dirección decidió que España debía asumir el recorte de 722 puestos de trabajo de ese total. Las salidas, en este caso, se producirán de manera más pausada porque se ha establecido un plazo de 2 años para ejecutarlas.