La gran banca descarta entrar en la guerra del pasivo y remunerar los ahorros 

Cuatro de los cinco bancos más grandes del país creen que hay mucha liquidez todavía para entrar en la guerra de los depósitos

Una oficina de Caixabank, cuya fusión con Bankia ha desencadenado la pérdida de más empleos en el sector bancario

Una oficina de Caixabank.

Caixabank, Santander, Sabadell y Unicaja, cuatro de los cinco bancos más grandes del país, descartan entrar en la “guerra del pasivo” o “guerra de los depósitos” y pagar por los ahorros ahora que han empezado a subir los tipos de interés. Según explican, todavía hay mucha liquidez en el mercado y con la inflación en el 10% hay productos de inversión más interesantes. 

En el pasado, estas entidades llegaron a remunerar saldos muy bajos, ofreciendo rentabilidades de entre el 3%, el 5% y el 10% dependiendo de la entidad. Pero a partir de 2016, cuando los tipos de interés se tornaron negativos, empezaron a retirar su oferta y algunos incluso, a cobrar por los depósitos.  

Este 2022, cuando se anunció la primera subida de tipos de interés en once años, el mercado empezó a agitarse. De hecho, desde julio y hasta ahora, una decena de bancos han lanzado ofertas para remunerar los ahorros. Pero todos han sido bancos digitales, neobancos o bancos medianos. 

Sabadell sí entró la guerra del pasivo el pasado mes de agosto, ofreciendo un 2% de remuneración por saldos de hasta 30.000 euros durante un año, a los nuevos clientes que llevaran su nómina al banco. Una promoción que ha alargado hasta septiembre pero que ya ha retirado de su oferta. Ahora ofrece un 1% a quienes se hagan clientes antes de que finalice octubre. 

Preguntado sobre si mejoraría la oferta actual y agitaría la guerra por captar depósitos que ya han emprendido algunas entidades, el consejero delegado del Sabadell, César González-Bueno, lo descartaba. En un encuentro financiero, este martes, aseguraba que no esperan grandes novedades ni por el lado de la oferta, ni de la demanda. 

Santander dejó caer su famosa Cuenta 1, 2, 3 el pasado 2019. El banco cántabro ofrecía una rentabilidad del 3% desde el primer euro y por tiempo indefinido (no de un año) para saldos superiores a 3.000 euros e inferiores a 15.000. También devolvía entre el 1% y el 3% del importe de los recibos de gastos de hogar y seguros, hasta un máximo de 110 euros mensuales. 

Desde entonces, la matriz no ha vuelto a lanzar ninguna oferta similar, aunque si alguna parecida desde Openbank, su banco 100% digital, donde ofrecen por ejemplo un 2,58% TAE durante el primer año por saldos de hasta 5.000 euros a quienes domicilien su nómina.  

Caixabank también se retiró de la guerra por captar pasivo en 2019. Ese año lanzó su última oferta, una remuneración del 5% TAE a quienes llevaran al banco una nómina de al menos 2.000 euros. Pero la entidad catalana descarta por completo lanzar una oferta similar o inferior ahora. 

El consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, cree que lanzar un depósito que pague como mucho un 2%, que es lo que se está pagando ahora, cuando la inflación supera el 10%, no tiene sentido.  

Caixabank recomienda invertir en fondos para obtener rentabilidad

De hecho, aseguraba que él mismo prefiere invertir en fondos o cualquier otro producto financiero que le dé más rentabilidad y permita que sus ahorros se revaloricen. Y esto es lo que están aconsejando a sus clientes ahora.  

El consejero delegado de Unicaja, Manuel Menéndez, también se mostró contundente durante el encuentro, “hay mucha liquidez todavía para entrar en la guerra del pasivo”. El banco malagueño llegó a ofrecer en el pasado –antes del estallido de la crisis financiera de 2008- depósitos con rentabilidades de hasta el 9% para saldos máximos de 100.000 euros. 

En ese momento, los grandes bancos buscaban liquidez y la estrategia comercial se centraba en lanzar depósitos para captar fondos. Pero ahora, estos cuatro bancos han dejado claro que los niveles de liquidez “son extraordinariamente altos”, tal y como afirmó el CEO del Santander, José Antonio Álvarez. De hecho, los bancos centrales están retirando liquidez en los mercados, agregaba. 

BBVA no estaba presente en este encuentro, pero tampoco ha lanzado ninguna oferta para captar depósitos desde la primera subida de tipos de interés en julio y tampoco, con la última de septiembre. Algo que si han hecho otras entidades como, ING, Renault Bank, Orange Bank, Pibank, MyInvestor, Klarna, Mediolanum o EBN Banco

Entre la gran banca, Bankinter ha sido una rara avis durante todos estos años pues ofrece desde 2012 un 5% TAE el primer año y un 2% TAE, el segundo, a quienes lleven su nómina al banco. Una oferta que lanzó hace ya diez años y que todavía mantiene.