Caixabank nada a contracorriente: frena el crédito a pymes y familias en 9.000 millones 

Caixabank pierde fuelle en el crédito a hogares, autónomos y pymes durante el último año mientras el resto de entidades presentan cifras récord

El presidente y el consejero delegado de Caixabank.

Caixabank pierde peso entre las familias y pymes españolas. El banco catalán refleja en sus últimas cuentas que los créditos a hogares, donde se incluyen principalmente los de vivienda y consumo, han bajado en más de 7.000 millones de junio a junio, y los de pymes en otros 2.000 millones, mientras que en el resto de entidades se han disparado en el mismo periodo. 

El Banco de España adelantó en abril que las entidades iban a endurecer las condiciones para conceder crédito ante el temor de que suba la morosidad, más ahora que se espera que la economía crezca a un ritmo más lento. Al tiempo, las propias familias también disminuirían las solicitudes, según el informe del supervisor. 

Sin embargo, el resto de entidades españolas muestran una tónica muy distinta a la que ha seguido Caixabank en los últimos meses. En Santander, el crédito a hogares se ha disparado en más de 4.800 millones de junio a junio, en Banc Sabadell ha aumentado en más de 770 millones, en Bankinter otros 700 millones y en BBVA, se ha elevado en 628 millones, según los datos recopilados por Economía Digital. 

En Unicaja, las cifras no son comparables con las de junio de 2021 porque no había cerrado la fusión con Liberbank. Pero desde diciembre, la entidad andaluza ha incrementado la concesión de crédito a hogares en casi 1.200 millones. En la mayoría de los casos, estas subidas se han producido por las hipotecas, que encadenan varios trimestres al alza e incluso han alcanzado cifras récord. 

En Caixabank el escenario es muy distinto, el crédito a las familias ha caído en más de 7.200 millones de junio a junio, con Madrid y Cataluña a la cabeza, donde la reducción ha sido de 3.000 y 1.000 millones respectivamente. Asimismo, la entidad también ha disminuido en casi 2.000 millones los créditos a pymes y autónomos.  

La caída más abrupta que se produjo durante el segundo semestre de 2021 en los préstamos para la adquisición de la vivienda, ya que la amortización de los préstamos no se compensaba con la nueva producción. Y en este contexto, el banco que lidera Gonzalo Gortázar decidió poner en marcha una importante política comercial (MyHome) para remontar el negocio de consumo entre los hogares.

En concreto, Caixabank ha estado regalando 50 euros a los clientes que contrataran un nuevo producto, entre ellos, hipotecas y préstamos, hasta un máximo de 500 euros. Una campaña que se ha mantenido hasta el pasado 1 de julio pero que según sus últimas cifras, no ha terminado de reactivar el negocio.

Desde el banco reconocieron en la presentación del plan estratégico, el pasado mes de mayo, que el sector lleva varios trimestres encadenando cifras récord de producción hipotecaria, pero en su caso todavía están lejos de alcanzar su cuota de mercado natural, que alcanza el 28% tras la fusión con Bankia.    

Y ante este escenario se han propuesto que durante dos de cada diez hipotecas en España (el 20% del total) se firmen con ellos. Actualmente, su cuota de nueva producción es del 15% y se han marcado el objetivo de elevarla en un 5% adicional en apenas tres años.  

El banco pronostica que su negocio hipotecario crecerá aún más que el de crédito al consumo, donde también prevén un aumento de cuota del 2,5%, y el del crédito a empresas, donde esperan un alza del 1,5%. Entre enero y junio, Caixabank ya ha concedido hipotecas por valor de 5.928 millones de euros, pero su previsión para el conjunto del año es crecer un 27% respecto a las cifras del año pasado.

En 2021, Caixabank concedió 6.900 millones en hipotecas por lo que la meta del banco está en acercarse este ejercicio a los 8.800 millones de financiación; Otro de los factores que ha remado en su contra durante el último año es la salida de clientes. En concreto, el banco ha perdido 600.000 en doce meses y 800.000 desde que cerró la fusión con Bankia en marzo de 2021. Lo que hace que sus competidores hayan presentado mejores cifras.

Donde sí ha ganado músculo la entidad catalana es entre las grandes empresas. El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri muestra en sus cuentas que, a cierre de junio, tenían concedidos 74.200 millones a este sector frente a los 69.221 millones del año pasado. La mayor subida se produce en Madrid, donde afloran casi 14.000 millones más. Mientras que se reduce en 5.000 millones en Cataluña y otras regiones. 

Cristina Hidalgo