Caixabank pierde 200.000 clientes en tres meses

Al tiempo, BBVA ha captado 365.000 nuevos clientes en España y casi el 50% han sido a través de los canales digitales

Caixabank cuenta ahora con 200.000 clientes menos que hace tres meses, coincidiendo con el proceso de integración con Bankia. La fusión se cerró a finales de marzo, y entonces, estas entidades anunciaron que reunían 19,3 millones de clientes de España, a cierre de junio eran 19,1 millones.  

La cifra que presentaron en marzo ya era menor de la que tenían ambos bancos, por separado, a cierre de diciembre. Sin embargo, estas entidades explicaron a este medio que muchos particulares y empresas eran clientes de los dos bancos y al fusionarse, pasaban a contar como uno solo.

Donde sí se mantiene intacto el número de clientes es en la filial lusa, BPI, que cuenta con una base de 1,9 millones de clientes desde hace años. En total el banco suma 21 millones de clientes a nivel grupo. 

Pese a la reducción en España, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar aseguraba este viernes durante la presentación de resultados que “no habían notado una fuga de clientes” con motivo de la fusión. 

Al respecto añadía que cuando se produce este tipo de operaciones es algo que puede pasar, y por ello, trabajarán con el propósito de que no ocurra. Lo que si ha aumentado -ligeramente- durante el último trimestre, es el número de clientes digitales, que ya suponen el 70,6% del total frente al 70,5% de marzo.  

En el lado contrario se encuentra BBVA, que ha tenido un semestre récord en captación de clientes. El consejero delegado del grupo, Onur Genc, comentaba en la presentación de resultados este viernes que han ganado 4 millones de clientes en los últimos seis meses. Solo en España han sido 365.000 y casi el 50% a través de los canales digitales. 

A nivel grupo, la adquisición de clientes por canales digitales se ha incrementado un 45% en los últimos doce meses (de junio a junio). Algo que se ha reflejado igualmente en las ventas digitales que, a cierre de junio representaban ya el 54% del total de las ventas de BBVA. 

Asimismo, la entidad señala que el 62% de sus clientes activos utilizan ya los canales móviles (como la app) y que las transacciones digitales de España se han incrementado en un 115% en los dos últimos años. 

Cabre recordar que BBVA puso en marcha en nuestro país en este tiempo su Cuenta Online sin comisiones, y ha tenido bastante aceptación dada la subida de comisiones que ha hecho toda la banca en el último año.  

“Es posible crecer si se invierte en tecnología” defendía el CEO. “No hemos reinventado la rueda … pero hemos invertido mucho en esto en la última década” añadía. Pero para ese crecimiento se necesita capital. Si bien, tener nuevos clientes significa que hay más personas a las que se prestará dinero, argumentaba.

En este sentido, el consejero delegado de BBVA presumía de que la venta de la filial en Estados Unidos les ha dado unos 8.000 millones de capital, de los cuales, una parte se va a invertir en la recompra de acciones (calculan que invertirá unos 3.500 millones y llegarán hasta el 10%); casi 700 millones son para pagar el ERE de España, que se cerró en junio y supone el cierre de 480 oficinas y la salida de 2.935 empleados. 

Y el resto, unos 3.800 millones, para crecer por encima de mercado en todos los países donde está el banco. Y esto lo harán con compras, fusiones y más digitalización.