Patrocinado por

Caixabank reduce el ERE a 6.950 salidas

Con la rebaja de este martes, día en que la plantilla ha decidido hacer huelga, el número de salidas inicial se reduce en un 16%

José Ignacio Goirigolzarri en la presentación de la fusión de Caixabank y Bankia. Foto: Caixabank

La dirección de Caixabank reduce el número de salidas por el ERE a 6.950 tras decidir que otros 450 trabajadores se quedan en el grupo. El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri anuncia esta reducción en el día que su plantilla ha decidido hacer huelga para protestar por los despidos.  

El banco negocia desde el pasado mes de abril un Expediente de Regulación de Empleo con motivo de su fusión con Bankia, entre las dos plantillas suman 44.000 trabajadores y la entidad propuso inicialmente un despido colectivo para 8.291 personas.  

Con la rebaja de este martes, el número de salidas inicial se reduce en un 16%. El banco catalán ha propuesto en estos dos meses 686 recolocaciones, estas personas se distribuirán entre varias filiales tecnológicas y de servicios especializados.

Entre ellas, la tecnológica CaixaBank Tech, la inmobiliaria Building Center, la filial de medios de pago y financiación al consumo CaixaBank Payments & Consumer, la filial de servicios CaixaBank Operational Services o la filial de análisis de datos CaixaBank Business Intelligence, entre otras. 

Asimismo, el pasado 8 de junio hizo una rebaja de excedente y decidió sacar del ERE a 205 personas, que sumadas a las 450 de este martes hacen que haya 655 empleados menos en el ERE.

También en este encuentro, y a solo una semana de que las partes deban cerrar un acuerdo (el próximo 29 de junio finaliza el periodo de negociación) el banco ha mejorado las indemnizaciones para los empleados que salgan de la entidad a partir de los 52 años.

Así, para aquellos que decidan acogerse al ERE y tengan entre 56 y 63 años, Caixabank propone aumentar al 57% el porcentaje de la indemnización que se cobraría en forma de pago fraccionado hasta cumplir los 63 años.

Pero mantiene la opción planteada en la última reunión de permitir elegir entre dos opciones: cobro fraccionado del 57% del salario fijo y mantenimiento del 60% de las aportaciones de ahorro al plan de pensiones, o cobro de renta mensual del 57% del salario total (incluyendo el variable), pero sin aportaciones de ahorro al plan de pensiones por parte de la entidad.

En cualquiera de las dos opciones, la entidad abonaría también el convenio con la Seguridad Social hasta que el empleado cumpliera los 63 años.

La plantilla de Caixabank avisa a los clientes de la huelga de este martes mediante carteles informativos.

Para el colectivo de entre 54 y 55 años, el pago fraccionado ascendería al 55% de su salario fijo hasta cumplir 61 o 62 años. Además, se extendería a este colectivo la posibilidad planteada al grupo de edad de 56-63 años de elegir entre el pago fraccionado y aportaciones al plan de pensiones o disponer de un pago fraccionado de base mayor (remuneración total, incluyendo el variable), pero sin nuevas aportaciones de la entidad al plan de pensiones.

El convenio especial con la Seguridad Social se abonaría hasta los 63 años. Por su parte, para los empleados de entre 52 y 53 años, la indemnización se incrementa a un pago único del 53% del salario fijo multiplicado por 6.

Y a los de menos de 52 años, se mantiene el planteamiento de reuniones anteriores, con 35 días por año con tope de 24 mensualidades y primas por antigüedad (7.500 euros para quienes lleven más de 10 años en la entidad; 2.000 euros para quienes no alcancen los 10 años).

La primera huelga de Caixabank en 117 años

Precisamente este martes, los empleados de Caixabank han hecho huelga por primera vez en los 117 años de historia del banco, también han hecho movilizaciones en 16 ciudades. Unos movimientos que se suman a los paros parciales de semanas anteriores.

Según fuentes sindicales, el seguimiento está siendo récord con más del 70% de oficinas cerradas y una caída de actividad de más del 90%. La entidad aun no ha facilitado las cifras oficiales.