El beneficio de Enagás se hunde un 22% por los nuevos ajustes regulatorios

La compañía energética reduce sus ganancias en el primer trimestre hasta los 92,9 millones, tras la entrada en vigor de la nueva normativa del sector

El presidente de Enagás, Antonio Llardén. Imagen: EFE/Javier Liaño/aa

El nuevo marco regulatorio sobre el transporte del gas ha golpeado con fuerza sobre las cuentas de Enagás. La compañía energética ha logrado un beneficio neto de 92,9 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un desplome del 22% con respecto a las ganancias alcanzadas en el mismo periodo del 2020, cuando estaba vigente la anterior normativa.

La empresa ha presentado este martes los datos ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que reflejan una reducción de los ingresos entre los meses de enero y de marzo del 15,1% en términos interanuales hasta alcanzar un total de 240,6 millones. La energética achaca estos cambios a la entrada en vigor del nuevo marco que determinará las bases del sector desde 2021 hasta 2026.

A pesar del lastre de la normativa que ha entrado en vigor este año, Enagás se mantiene en la línea económica establecida para todo el conjunto del 2021, cuando aspira a alcanzar unos beneficios de 380 millones de euros. El primer trimestre se ha quedado ligeramente por debajo de una cuarta parte del objetivo anual.

El ebitda de Enagás cae un 8,3% en el primer trimestre

El resultado bruto de explotación (ebitda) se ha situado en el primer trimestre en 216,1 millones de euros, lo que refleja una caída del 8,3% con respecto a los tres primeros meses del año anterior.

El dividendo correspondiente al año 2020 sí que supondrá un aumento del 5% en términos anuales. La Junta General de Accionistas propondrá en su próxima reunión del mes de mayo que alcance los 1,68 euros brutos por acción, un 5% más que el curso anterior.

El resultado de las sociedades participadas por Enagás ha crecido al cierre del primer trimestre hasta los 48,8 millones de euros. Son 14,2 millones más que en el mismo periodo del año 2020. Representa un beneficio trimestral del 38,1%.

Enagás mantiene estable su deuda tras la tercera oleada de coronavirus

Las cuentas también reflejan una estabilización de la deuda de Enagás. La compañía energética ha calculado que al finalizar marzo es de 4.277 millones de euros, lo que supone una reducción de apenas 11 millones con respecto a los datos presentados a la CNMV al cierre del 2020.

Enagás ha mostrado además una sólida situación de liquidez, gracias a los 2.808 millones de euros acumulados entre tesorería y líneas de crédito no dispuestas. La agencia Standard & Poor’s ya le concedió a finales del año una calificación crediticia de BBB+.

La demanda de gas natural crece un 1,9% tras el paso de Filomena

Estos resultados han estado marcados por un incremento de la demanda de gas natural que ha crecido en el primer trimestre del año hasta los 86,2 TWh, lo que representa un 1,9% más que en el período del 2020.

El gas natural convencional, que se suministra al sector industrial y a las residencias representa un 86% de la demanda en España. Su avance en el primer trimestre ha estado marcado por el paso de la borrasca Filomena, que dejó a su paso la mayor oleada de frío de las últimas décadas en el país.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.