Foment vuelve a beneficios tras acumular 2 millones en pérdidas

La patronal logra unas ganancias de casi 169.000 en 2021 con la recuperación de la actividad tras el primer año de la pandemia. Llevaba seis años en números rojos

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. Foment

En Foment del Treball no celebraban terminar un ejercicio en beneficios desde el pasado 2014. Ganar dinero había sido misión imposible para la gran patronal catalana, que durante seis años cerró sus cuentas en números rojos. Durante este periodo sumó unas pérdidas de 1,9 millones de euros; una cifra todavía abultada frente a los 168.849 euros que ganó en 2021. La dirección de la organización logró eso sí el ansiado cambio de tendencia que la pandemia había retrasado.

El presidente de la institución, Josep Sánchez Llibre, presentó este lunes los resultados a los asociados en la tradicional asamblea anual. Los números habían sido previamente aprobados por la junta directiva de la asociación, que dio su visto bueno por unanimidad.

Leer más: Sánchez Llibre llama a los empresarios a combatir a Colau y su ‘decrecimiento’ con argumentos

Según las cuentas a las que ha tenido acceso Economía Digital, el beneficio de casi 170.000 euros llega apuntalado por la escalada de los ingresos y la contención del gasto. En total, la facturación alcanzó los 6,67 millones de euros, un 22,6% más, entre las aportaciones de los socios (unos 2,4 millones) y las inyecciones percibidas por los programas realizados y el alquiler de espacios de su sede en Via Laietana (alrededor de 4,2 millones).

La asociación logró así retomar la senda de los números negros, olvidada desde las ganancias de 413.080 euros de 2014. Desde entonces, la cuenta de resultados estuvo teñida de rojo: en 2015, -232.073 euros; en 2016, -247.545 euros; en 2017, -136.150 euros; en 2018, -972.723 euros; en 2019, -187.763 euros y en 2020, -115.742 euros. En total, 1,89 millones de euros en pérdidas acumuladas.

De este modo, Sánchez Llibre logra devolver Foment a los números negros, uno de los grandes objetivos que se había impuesto cuando tomó la presidencia de la entidad en noviembre de 2018. La eficiencia económica fue una de las grandes banderas del dirigente. De hecho, la integración de Fepime dentro del organigrama de la casa gran fue una decisión tomada bajo esta lógica.

La misión que se retrasó un año debido al estallido de la pandemia. En 2020, la entidad sufrió un descenso de los ingresos, que se quedaron en 5,44 millones de euros y truncaron la recuperación. En un contexto de confinamientos y restricciones, la actividad se resintió, por lo que el objetivo de los beneficios se aplazó por doce meses.

Y en 2021, aunque los gastos escalaron también por la recuperación paulatina de la actividad ordinaria, se contuvieron lo suficiente como para devolver a Foment al ansiado beneficio.

El presupuesto de Foment para 2022

La misma junta directiva de este lunes sirvió para aprobar los presupuestos para la campaña 2022 de Foment. Según la hoja de ruta, la institución volverá a incrementar sus ingresos, que crecerán hasta los 7,01 millones de euros. Los gastos serán de 6,73 millones, por lo que se espera un beneficio antes de impuestos de 284.300 euros.

El dirigente asentará así a la patronal en los beneficios. Y no lo hará en un año cualquiera. El exdiputado de Convergència i Unió devolvió Foment a los números negros un año antes de las elecciones, que se celebrarán en el segundo semestre de 2022. Aunque no lo confirmó de manera oficial, todo hace indicar que Sánchez Llibre se presentará a la reelección y podrá contar con la vuelta a las ganancias como aval.

Carles Huguet