Franco Bernabé dimite como presidente de Cellnex

Franco Bernabé, presidente desde julio de 2019, anuncia que deja la compañía por motivos personales

Cellnex pierde a su presidente. La compañía de telecomunicaciones acaba de anunciar que Franco Bernabé deja su puesto por motivos personales. Bernabé será sustituido por el actual vicepresidente, Bertrand Kan, quien asumirá las tareas del principal ejecutivo de manera interina.

La compañía despide de este modo a quien, bajo su mandato iniciado en julio de 2019, ha sido partícipe y responsable de una etapa de fuerte crecimiento “con decisiones estratégicas que han llevado a consolidar la posición del grupo entre los principales operadores europeos de torres e infraestructuras de telecomunicaciones”, afirma Cellnex en su comunicado.

En el hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía recuerda que durante la etapa de Bernabé como consejero y presidente, Cellnex ha acometido dos ampliaciones de capital por importe de 6.500 millones de euros (en octubre 2019 y en agosto 2020) y ha anunciado nuevas operaciones que suponen prácticamente 14.000 millones de euros en inversiones.

Hutchison, la última gran operación con Bernabé

La última operación fue la compra de parte de las torres de Hutchison, que permitió que la cotizada española entrara en nuevos países y se reforzara en otros en los que ya estaba presente con aproximadamente 24.000 emplazamientos. 

Fue nada más y nada menos que la compra más importante de Cellnex desde su salida bolsa en 2015.

La operación de Hutchison ha sido precedida por otras similares en Europa. En los últimos años la compañía ha acelerado en su política de expansión y ha cerrado acuerdos con operadores en Portugal, Reino Unido y Polonia.

“Al inicio de su etapa, Cellnex operaba en 7 países 55.000 emplazamientos y culmina su paso por el Consejo y la Presidencia dejando un grupo con presencia en 12 países con más de 100.000 emplazamientos en cartera”, cierra la compañía en su comunicado a modo de despedida a Bernabé.