Patrocinado por

Fridman acude al rescate en la ampliación de DIA

Letterone, ante la falta de apetito de los inversores en DIA, comunica que se hará con todas las acciones que no se suscriban en la ampliación

DIA completa con éxito su ampliación de capital con 605 millones de euros gracias a su principal accionista, Letterone, el fondo dominado por el magnate ruso Mikhail Fridman. El empresario, máximo accionista de la cadena de supermercados, ha comunicado que suscribirá todas aquellas acciones que no sean suscritas por otros inversores institucionales durante el periodo de adjudicación discrecional.

El objetivo marcado por DIA cera que 100 millones de estos 605 procedieran del mercado, porque Fridman — quien controlaba oficialmente hasta hoy el 69,76 % del capital a través de su holding en Luxemburgo— , se comprometió a suscribir los restantes 418.

“Me gustaría agradecer a nuestros inversores su interés y apoyo a la compañía, que han demostrado al invertir en ella en esta etapa y con su decisión de acompañarnos en nuestro viaje de recuperación. Es, sin lugar a duda, una muestra de confianza de los mercados en este proyecto”, ha destacado en el comunicado el presidente de DIA, Stephan Ducharme, hombre de confianza de Fridman.

El consejero delegado de DIA, Karl-Heinz Holland, también se ha pronunciado sobre la operación: “Me gustaría unirme a nuestro presidente para agradecer a nuestros accionistas su confianza y apoyo en el futuro de DIA. Todos los que estamos construyendo esta compañía debemos estar totalmente centrados en la recuperación y en el cambio del grupo”.

Holland afirma que “ahora es el momento de que cada uno de nuestros empleados de las diferentes áreas y en todos nuestros mercados trabajemos duro y garanticemos con nuestra experiencia, conocimiento y responsabilidad un futuro exitoso para DIA”, 

Los planes de Fridman

El empresario, todavía investigado por si fue el causante del hundimiento de la cadena de supermercados, jugaba hasta el momento con la posibilidad de responsabilizarse casi por completo de la ampliación de capital.

El empresario ruso se reservó el derecho a convertir parte de la deuda que DIA tenía comprometida con su holding en nuevas acciones del grupo. A ello sumó una pequeña parte que sí suscribiría en efectivo (10 millones).

De esta forma, Fridman, que ya adelantó 490 millones a través de dos préstamos participativos para sacar a la empresa de causa de disolución y atender el vencimiento de los bonos, suma más de 1.400 millones de euros invertidos en DIA desde que llegó al capital.