Grifols gana un 15% más gracias al plan de ajuste ‘antiCovid’ y la refinanciación de su deuda

La cotizada catalana ganó 485 millones de euros impulsada por el ahorro de sus costes operativos y la subida de las ventas en casi 300 millones

Los consejeros delegados de Grifols, Raimon Grifols (i) y Víctor Grifols Deu (d). EFE/Toni Albir

Grifols se puso la venda por el impacto del coronavirus hace tres meses con el objetivo de que la pandemia no volviese a golpearla. La firma de hemoderivados recortó un 23,9% sus beneficios después de anotarse un golpe de 185 millones de euros por la pandemia​. Ya advirtieron que no esperaban nuevos contratiempos a lo largo del año. Y así ha sido: hasta septiembre, la cotizada catalana remonta y se anota unas ganancias de 485,6 millones, el 14,7% más.

La compañía codirigida por Víctor y Raimon Grífols apuntaló el resultado con un incremento de las ventas del 7,8%, que saltaron desde los 3.743 millones hasta los 4.030 millones de euros. La subida de los ingresos llegó de la mano de un plan de ajuste puesto en marcha hace meses para reducir la factura de la Covid-19 y con el que la organización pretende ahorrar 100 millones de gastos operativos. Al cierre del tercer trimestre, había logrado reservar 77 millones de euros.

Sin embargo, la razón principal de la mejora de sus cifras es la caída de los gastos financieros. La reducción de esta partida ha sido constante a lo largo de 2020 y viene motivada por la refinanciación de 5.800 millones de euros firmada ahora hace un año, lo que ha reducido los costes de su relación con la banca y ha recordado estos gastos en 74,3 millones. Mientras, la firma de la operación con Shanghai RAAS también tuvo un impacto positivo de 56,5 millones.

“Creemos que los resultados financieros del tercer trimestre ponen de manifiesto nuestro compromiso; concretamente el crecimiento de los ingresos y la rentabilidad operativa alcanzada son una buena muestra de nuestra creación de valor”, celebró la empresa en un comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El avance fue sostenido por las divisiones de Bioscience (+10,1% de ventas hasta los 3.242 millones) y Diagnostic (+2,3% hasta los 546,4 millones de euros).

No obstante, no fue generalizado, pues el departamento de Hospital perdió el 9,8% de sus ingresos y se quedó en 84,5 millones por el impacto del coronavirus, que ralentizó las inversiones. Tampoco salió bien parada la división de Bio Supplies que registró un descenso del 9,3% hasta los 169 millones por la finalización de algunos contratos de venta de plasma a terceros.

Grifols necesita más plasma

A pesar de la mejora de ingresos y beneficios, Grifols todavía no se ha recuperado de la caída de las reservas de plasma que ha supuesto la pandemia. Según los últimos cálculos hechos públicos por la cotizada, terminará 2020 con un 15% menos de materia prima en sus almacenes pese a la “tendencia positiva” percibida entre julio y septiembre en las donaciones en Estados Unidos.

Con el plan de expansión que tiene sobre la mesa, la farmacéutica aspira, eso sí, a terminar el año 2021 con un 30% más de plasma aprovisionado. No será barato. Grifols se ha visto obligada incrementar los pagos a los donantes de plasma por culpa de la pandemia. “El coste de coleccionar plasma estará bajo presión”, admitió la empresa en un reciente informe entregado a analistas e inversores.