Patrocinado por

IAG (Iberia y Vueling) no se rehace de la pandemia y pierde más de 1.000 millones

El conglomerado aéreo recorta el 36% los números rojos, pero vislumbra un futuro todavía "incierto" por las futuras oleadas del virus

Un avión de Iberia en un aeropuerto. Foto: Efe/ Beldad

Las aerolíneas todavía no se deshicieron de la mochila del coronavirus. El conglomerado International Airlines Group –matriz de Iberia, Vueling y British Airways— registró unas pérdidas de 1.067 millones de euros en el primer trimestre de 2021. El agujero es, eso sí, el 36,6% inferior que los 1.687 millones que se anotó en números rojos en el mismo periodo del año anterior.

En un comunicado emitido este viernes, la organización que dirige Luis Gallego lamentó que el coronavirus sigue haciendo mella en su operativa. El golpe se lo dio tanto el virus como las restricciones de los gobiernos y las cuarentenas obligatorias impuestas por las administraciones.

La compañía añadió que los planes de capacidad de transporte de pasajeros actuales para el segundo trimestre de 2021 se sitúan en torno al 25 % de la capacidad de 2019, año con el que comparan al ser imposible hacerlo con 2020, pero “siguen siendo inciertos y estando sujetos a revisión”. Por ello, y por las dudas que existen sobre cuándo se eliminarán las restricciones a los viajes impuestas por los gobiernos y el “continuo impacto y duración de la pandemia”, IAG no va a proporcionar previsiones de beneficios para 2021.

El ejecutivo explicó que la empresa tomó “todas las medidas necesarias” para garantizar la salud de su negocio. Entre ellas destacó la ampliación de capital abordada en 2020 y la obsesión en recortar costes e incrementar la eficiencia operativa.

La compañía obtuvo unos ingresos totales de 968 millones de euros al cierre de marzo, casi un 80 % menos que los 4.585 millones obtenidos un año antes, debido al recorte del 88,4 % registrado por la parte de pasaje, en tanto que la facturación por carga mejoró en un 42,3 %.

Durante los tres primeros meses de 2021 la capacidad de IAG (medida en asientos-kilómetro ofertados) bajó un 78,1 % frente a 2020 y un 80,4 % ante 2019, registrándose descensos en todas las regiones, debido a las restricciones a los viajes decretadas por los gobiernos, incluidos los nuevos confinamientos en Reino Unido e Irlanda para luchar contra la tercera ola a comienzos de año.

La compañía operó 1.306 vuelos exclusivamente de carga en el primer trimestre de 2021, frente a los 969 del cuarto trimestre de 2020.

El recorte de costes de IAG

En cuanto a su posición de liquidez, IAG explica que se reforzó hasta los 10.500 millones de euros a finales del trimestre (desde el total proforma de liquidez de 10.300 millones de euros a 31 de diciembre de 2020), gracias a la formalización de iniciativas de financiación y líneas de crédito.

También influyeron las medidas de reducción de los gastos y el aplazamiento de las aportaciones a planes de pensiones en el Reino Unido, añadió. Los gastos de personal para el trimestre descendieron 612 millones de euros comparado con 2020, debido principalmente a los programas de reestructuración llevados a cabo en el año pasado, junto con los despidos temporales y otros programas de disminución temporal de los costes, que representan alrededor de un tercio de esta reducción, explica.

Los gastos de combustible, incluido un crédito excepcional de 62 millones de euros, se desplomaron un 91,1 %, debido a la reducción de la capacidad operada, aunque sin el citado crédito por exceso de coberturas el gasto habría caído un 76,2 %.

Avatar