Patrocinado por

Iberdrola gana un 19,5% menos en el primer trimestre

La reducción de las ganancias está marcada por la venta de Siemens Gamesa de 2020, que le reportó 485 millones de euros adicionales

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

Iberdrola ha logrado un beneficio neto en el primer trimestre de 1.025,2 millones de euros, lo que supone un 19,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. El golpe parece desproporcionado pero está condicionado por las plusvalías que se anotó en los tres primeros meses del 2020, cuando cerró la venta del 8% de Siemens Gamesa. La operación le reportó entonces 485 millones de euros adicionales.

Si sacamos los resultados extraordinarios del año pasado de la ecuación, la compañía energética ganó un 12% más (1.082 millones de euros) en los tres primeros meses del año, según los datos remitidos por la empresa en su presentación de resultados.

Iberdrola ha logrado mejorar sus cifras, sorteando el impacto que ha tenido la crisis económica del coronavirus en el primer tramo del año. El resultado bruto de la explotación (ebitda) se ha incrementado un 1,5% hasta los 2.814 millones, a pesar del impacto negativo de la Covid-19 que ha restado 65 millones y del efecto del tipo de cambio que ha recortado 231 millones.

El crecimiento del ebitda está marcado por el avance registrado en las secciones de renovables y de redes. Ambas han compensado la caída de negocio de las áreas de generación y clientes, que se han visto mermadas por los altos precios energéticos y el impacto de los eventos meteorológicos que han afectado a España y México en el arranque del 2021. Fue el momento en el que la borrasca Filomena desencadenó un temporal de nieves y una caída histórica de las temperaturas.

Si tenemos en cuenta los diferentes mercados en los que opera Iberdrola, se aprecia una estabilización de los resultados operativos en España (-01%), mientras que en Estados Unidos, Reino Unido y Brasil sí que mejoraron con respecto al primer trimestre del 2020.

Iberdrola mantiene su objetivo final de 3.700 millones de beneficios

Los resultados del primer trimestre han permitido a la compañía reafirmarse en los objetivos que se han marcado para finales de 2021. La compañía ha informado de que las cifras de los tres primeros meses son incluso mejores de lo previsto, por lo que confían en alcanzar un beneficio neto al cierre del curso de entre 3.700 y 3.800 millones de euros.

La declaración de intenciones de la compañía energética española son buenas noticias para sus accionistas. Si finalmente se cumplen todos los requisitos y se concluye el año por encima de esa previsión, Iberdrola se ha comprometido a pagar un dividendo de 0,44 euros por acción.

La evolución registrada por sus actividades, y un entorno regulatorio cada vez más alineado con la acción climática, permiten a Iberdrola reafirmar sus previsiones para el cierre del ejercicio 2021″, ha indicado la empresa en un comunicado.

Iberdrola eleva sus inversiones en el primer trimestre

La situación económica de la Covid-19 no ha impedido a Iberdrola que eleve sus inversiones en el primer tramo del año un 45% hasta alcanzar una cifra récord de 2.507 millones de euros. La inmensa mayoría se ha destinado a redes y a renovables.

La compañía energética ha concentrado buena parte de sus inversiones en Estados Unidos, que ha obtenido un impulso de 725 millones de euros. Brasil le sigue en la clasificación con 698 millones, mientras que España cierre el pódium con 546,5. Entre las tres aglutinan el 80% del dinero destinado. El resto lo componen otros mercados en Europa, Reino Unido o Australia.

El presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, ha explicado que esta aceleración de las inversiones les está permitiendo crecer a un ritmo superior al que tenían previsto. “Iberdrola está utilizando toda su fortaleza financiera y liderazgo al servicio de la recuperación económica de los países en los que estamos presentes”, ha enfatizado.

Iberdrola generó un flujo de caja en el primer trimestre de 2.270 millones de euros, lo que representa un 7% más. Mientras que la deuda financiera neta ajustada se ha situado en 36.395 millones de euros. Son 1.319 millones menos que hace un año pero 1.163 más que al cierre del año 2020.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.