Iberdrola recibe luz verde de Brasil para la opa de Neoenergia sobre Celpe

El objetivo del grupo energético es hacerse con el 10,35% del capital que poseen los accionistas minoritarios

Una línea de transmisión eléctrica de Iberdrola. Iberdrola.

Una línea de transmisión eléctrica de Iberdrola. Iberdrola.

La filial brasileña de Iberdrola, Neoenergia, ha recibido el beneplácito de la Comisión de Valores Mobiliarios de Brasil (CVM) a su solicitud de registro de la oferta pública de adquisición (opa) sobre el 10,35% de la Compañía Energética de Pernambuco (Celpe).

Neoenergia informó a sus accionistas «y al mercado en general» del recibimiento de la carta oficial de la CVM y la admisión de la petición por parte del organismo, en una comunicación fechada el pasado 15 de agosto en Río de Janeiro.

Celpe

De acuerdo con la información disponible en su página web, Celpe, también conocida como Neoenergia Pernambuco, es una empresa privada, controlada por Neoenergia, que distribuye electricidad a los 184 municipios de Pernambuco e isla de Fernando de Noronha, además de la ciudad de Pedra de Fogo, en Paraíba.

La distribuidora nació el 10 de febrero de 1965, a partir de la fusión del Grupo Pernambuco Tramways y el Gobierno del Estado, con las funciones desempeñadas por el Departamento de Agua y Energía (DAE).

Actualmente cuenta con una superficie de concesión de 98.500 kilómetros cuadrados y suministra energía a 3,8 millones de clientes, es decir, 9,4 millones de habitantes.

Conseguir el 10,35% del capital

El pasado 20 de abril, Neoenergia, que es la segunda mayor distribuidora de energía de Brasil, anunció el lanzamiento de una opa sobre Celpe para hacerse con el 10,35% del capital que poseen los accionistas minoritarios.

Según trascendió entonces, la oferta está valorada en más de 326 millones de reales, lo que equivale a unos 62,5 millones de euros, y la intención es adquirir el máximo de los 7,7 millones de títulos de la empresa que circulan en el mercado.

En concreto, Neoenergia ofrecerá 42,02 reales, unos 8 euros, por cada una de las 280.143 acciones ordinarias (ON) y de los 7,1 millones de acciones preferenciales de clase A (PNAs) en circulación de Celpe.

También 46,22 reales, aproximadamente 9 euros, por cada una de las 342.066 acciones preferenciales de clase B (PNBs) en manos de minoritarios, según lo acordado por el consejo de administración.

En la comunicación remitida al mercado por esas fechas, la filial de Iberdrola aclaró que abandonaría su oferta en caso de no conseguir al menos las dos terceras partes de las acciones que pretende comprar.