La banca exonera a Aena de sus compromisos financieros hasta 2022

El Banco Europeo de Inversiones (BEI), el ICO, el FMS Wertmanagement y Unicaja han acordado dispensar del cumplimiento de los requisitos financieros a Aena

Aena ha recibido este jueves un espaldarazo de la banca. El Banco Europeo de Inversiones (BEI), el ICO, el FMS Wertmanagement y Unicaja han acordado dispensar del cumplimiento de los requisitos financieros (covenants) del gestor aeroportuario hasta, al menos, junio de 2022.

Así lo ha confirmado la compañía presidida por Maurici Lucena en un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía contaba con una deuda financiera neta de 6.704,3 millones de euros al cierre del mes de septiembre.

Los covenants de Aena, que en esencia son la obligación de cumplir con determinadas ratios financieras relativas al resultado de explotación y a la deuda, entre otros, se revisan cada año en junio y en diciembre. 

Ante la más que probable opción de que el gestor aeroportuario los incumpliera este 2020, Aena informó hace meses de que tenía previsto iniciar conversaciones con las entidades financieras para la obtención de una dispensa temporal del cumplimiento de dichas ratios.

El gestor aeroportuario español Aena sufrió pérdidas significativas durante los nueve primeros meses del año por culpa del covid-19. Perdió entre enero y septiembre 107,6 millones de euros, frente a los 1.114,2 millones que ganó un año antes. También registró una caída de sus ingresos del 49,7%, hasta 1.733,4 millones de euros.

Caída del tráfico (y en bolsa)

El efecto de la pandemia en Aena ha sido la caída del tráfico aéreo derivado de las restricciones a la movilidad que los distintos gobiernos han impulsado para terminar con el coronavirus. Sin ir más lejos, esta caída de la actividad ha llevado a la compañía a cerrar por completo la terminal T-2 del aeropuerto de Barcelona El Prat este martes.

Se trata del segundo cierre de la T-2 por causas de baja actividad en lo que va de 2020. Dicha terminal ya estuvo cerrada entre el 27 de marzo y el 24 de julio, debido a las fuertes restricciones aéreas que se implantaron durante la primera ola epidemiológica.

La respuesta del aeropuerto de El Prat se justifica en los números. La infraestructura ha pasado de operar entre 700 y 800 vuelos diarios antes de la pandemia a únicamente entre 150 y 200. Las cifras, además, varían significativamente si se trata de un día laborable o de si es un fin de semana.

Pese al aspecto positivo del anuncio, los inversores no han celebrado la noticia. A las 9.45 horas, las acciones de Aena se sitúan como el segundo farolillo rojo del IBEX. Desciende en el parqué el 2,43%, hasta los 136,70 euros por acción. Los títulos de la compañía acumulan ya una caída del 19,71% en lo que va de 2020.