El Gobierno desbloquea la segunda parte del rescate de Duro Felguera tras alcanzar un acuerdo con la banca

La asturiana fue la primera empresa que acudió al fondo de rescate del Gobierno en 2020 y la primera cotizada en recibir luz verde, pero todavía no había recibido todo el dinero

Sede de Duro Felguera

Sede de Duro Felguera

El Gobierno va a desbloquear la segunda parte del rescate de Duro Felguera. En concreto, 80 millones de euros que ya estaban comprometidos con la empresa asturiana si esta llegaba a un acuerdo con la banca para refinanciar su deuda y conseguía obtener una línea de avales, algo que finalmente ha ocurrido.

El Consejo de Ministros ha confirmado este martes (tal y como adelantaba la semana pasada la SEPI) que finalmente se ha aprobado el nuevo plan de viabilidad presentado por la compañía y que el mismo va acompañado del acuerdo con los bancos acreedores para la refinanciación de la deuda (Banco Santander, Caixabank, Banco Sabadell, Bankia, BBVA, Liberbank y Banco Cooperativo) y una línea de avales para contratación de hasta 80 millones.

El Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas aprobó el rescate de Duro Felguera el pasado mes de marzo, el mismo ascendía a 120 millones de euros. Los primeros 40 millones se desembolsaron en mayo mediante un préstamo participativo de 20 millones y otro ordinario de otros 20 millones que permitieron a la empresa evitar la entrada en un concurso de acreedores.

El segundo pago (el aprobado hoy) se tendría que haber hecho el pasado mes de junio, luego se retrasó a septiembre y finalmente la SEPI advirtió que no llegaría hasta noviembre porque estaba estudiando la actualización y mejora del plan estratégico que presentó la asturiana. 

Fuentes financieras creen que el retraso se debe la promesa incumplida por parte de Duro Felguera de que incorporaría un socio industrial, pero desde la empresa siempre han defendido que esto nunca ha sido un requisito en sí mismo. Pese a ello, el Gobierno recuerda este martes que la empresa “mantiene el compromiso de incorporar un socio industrial”.

La empresa de ingeniería revelaba en sus últimas cuentas (las correspondientes de enero a junio) que el proceso de captación de inversores privados “se encuentra abierto y se continúan recibiendo muestras de interés de potenciales inversores”.  

Pero este mensaje lo lleva repitiendo desde hace un año. De hecho, en diciembre de 2020 informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de que había recibido hasta cuatro ofertas vinculantes de inversores a través de Alantra, sin embargo, ninguno de ellos se ha pronunciado nunca públicamente, ni con ninguno de ellos se ha llegado a un acuerdo.

Duro Felguera también informa en sus cuentas de que los retrasos en el cierre del proceso de reestructuración financiera y en el desembolso completo del rescate, imposibilitando la disposición de la línea de avales, le han causado “retrasos en la contratación prevista”. Y por esta razón ha perdido entre enero y junio algo más de 11 millones de euros.  

Este mes de noviembre, la firma pondrá punto y final a una situación financiera muy complicada, que se ha agravado con la pandemia pero que arrastra desde hace años. Hay que recordar que Duro Felguera fue la primera empresa que acudió al fondo de rescate del Gobierno en julio de 2020 y la primera cotizada española en recibir luz verde.