Patrocinado por

Los sindicatos se enfrentan a Renault en la negociación del ERTE

El ERTE podría afectar a casi 10.000 trabajadores de las fábricas de Valladolid y Palencia

Vista de la factoría de motores de Renault en Valladolid .EFE/NACHO GALLEGO

Comisiones Obreras y otros sindicatos han pedido este miércoles a la dirección de Renault que se negocie entre empresa y sindicatos las excepciones del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que la empresa quiere llevar a cabo en las factorías de Valladolid y Palencia debido a la escasez y la falta de componentes eléctricos.

Según han explicado CC.OO, la empresa automovilística pretende que el ERTE afecte a la plantilla al completo, lo que supone un total de 9.163 profesionales que trabajan en las dos plantas de Renault en Valladolid y otra en Palencia.

Un portavoz de CCOO ha insistido en que los sindicatos buscan “el menor impacto posible sobre los trabajadores”, después de reconocer que la situación está originada por la falta de semiconductores en el sector del automóvil a escala mundial.

Además, desde el sindicato también han insistido en que no aceptarán ningún acuerdo que empeore las condiciones respecto a los anteriores ERTE que ha ejecutado la compañía y han pedido a los trabajadores que no entren en el expediente si tienen una reducción de jornada al 98%.

Por otra parte, exigen a la empresa que queden fuera del ERTE los mayores de 50 años ni aquellos trabajadores que no tengan las cotizaciones necesarias para percibir la prestaciones, como profesionales eventuales, interinos o recién contratados.

También reclaman que las pagas y vacaciones sean abonadas en su totalidad y que se complemente que se complemente el 70% de prestación del ERTE en una cuantía, como mínimo, como la habida en los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo anteriores.

Por el momento, los sindicatos permanecerán a la espera de que la empresa ofrezca una respuesta que, según indican, llegará mañana jueves, a partir de la cual se podrá empezar a pactar los ERTE que afectarán a casi 10.000 trabajadores españoles debido a la escasez en el mercado de materiales semiconductores que han puesto en jaque a la industria del automóvil en España.

Los semiconductores son materiales, como el silicio, que se utilizan en la fabricación de componentes electrónicos como los Chips que permiten a los dispositivos electrónicos de cualquier tipo a obtener, procesar y almacenar datos.

Se trata de un mercado que ya estaba bajo presión por factores como la guerra comercial entre Estados Unidos y China pero que, debido al auge de la demanda de videoconsolas, ordenadores y otros dispositivos de teletrabajo y entretenimiento que se han disparado a partir de la crisis sanitaria de la Covid-19, ha terminado por saturarse.