Meliá y NH ingresan por noche 57 euros menos que antes de la pandemia

La cadenas hoteleras españolas consiguen reducir pérdidas en lo que va de 2021, pero la ocupación sigue siendo baja y el ingreso medio por noche sigue a la baja

Las cadenas hoteleras Meliá y NH han conseguido reducir pérdidas durante los primeros seis meses del año gracias al avance de las vacunas y el levantamiento de las restricciones, sobre todo, en el segundo trimestre. Pero las cifras presentadas por estas empresas siguen lejos de las que registraban en 2019.  

La empresa que dirige Gabriel Escarrer ha reducido pérdidas a la mitad, pasando de 358 millones de euros en junio de 2020 a 151,2 millones en junio de 2021. También en este periodo el número de habitaciones que Meliá ha tenido disponible ha aumentado, de los 2,5 millones a los 3,1 millones.  

Pero la ocupación ha sido baja, y si en el primer semestre de 2020 hubo 1,3 millones de habitaciones ocupadas (hay que recordar que hasta mitad de marzo no se paró la actividad), entre enero y junio de este año eran menos de 900.000 y en consecuencia, el RevPAR (Ingreso Medio por Habitación Disponible) ha caído.  

A cierre de junio, el RevPAR de Meliá (en propiedad y alquiler) era de 27,34 euros frente a los 58,72 euros de un año antes. Si echamos la vista atrás, antes del estallido de la pandemia la diferencia es mucho mayor, pues en 2019 se situaba en 83,06 euros para un total de 5,6 millones de habitaciones disponibles.  

Con todo, el grupo ha ingresado por noche 55 euros menos que hace dos años. La compañía atribuye esta caída al descenso de ocupación con motivo de la crisis sanitaria y la bajada de precio. La tarifa media ha bajado de los 120,90 euros con datos de junio 2019 a los 97,20 euros a cierre de junio de 2021.  

La empresa que dirige Ramón Aragonés, NH, ha tenido un RevPAR a cierre de junio de 13,8 euros, frente a los 24,3 euros de 2020 y los 72,2 euros de 2019. En su caso, la diferencia con niveles pre pandemia es de 58 euros la noche.  

NH Hotel Group también ha conseguido reducir pérdidas durante el primer semestre del año, desde los 218 millones hasta los 145 millones de euros. La firma justifica que la caída del 43% de RevPAR en el semestre se debe al bajo nivel de ocupación, con descensos más reducidos en los países donde se han liberado las restricciones.  

Sin embargo, señalan que desde mayo de 2021, el grupo cuenta con nueve de cada diez hoteles abiertos y la ocupación media va mejorando mes a mes, alcanzando en el mes de julio una ocupación entre el 40-45%, siendo más destacable el ritmo de recuperación en el sur de Europa. 

En cuanto a Meliá, la tasa de ocupación durante el primer semestre de 2021 ha sido del 28,1% frente al 51,4% de 2020, ya que entre enero y marzo del año pasado todavía no había pandemia. Para este verano prevé una mejora de estas tasas gracias al avance en la vacunación y las limitaciones a la movilidad. 

De hecho, destacan que ya se aprecia una incipiente recuperación, sobre todo en el Caribe y China, además de los destinos vacacionales del Mediterráneo. Y que a pesar de la tendencia de reservas “de último minuto” prevén que la temporada alta en hoteles vacacionales se alargue durante gran parte del segundo semestre en Europa. 

Con todo, Meliá tiene el compromiso de abrir tantos hoteles como sea posible a partir de una mínima viabilidad económica. Actualmente cuenta con 253 hoteles abiertos en todo el mundo, y tiene previsión de abrir hasta 303 durante 2021.