Orange liquidará su filial de apoyo a empresas dos años después de crearla

La filial francesa cerrará en diciembre la sociedad española cabecera de X By Orange, dirigida a pymes

A falta de días para conocer cómo ha evolucionado el negocio de Orange en España durante el tercer trimestre del año, la compañía traslada novedades en su estructura. El pasado viernes se comunicó internamente la última: la liquidación de la filial de X By Orange, el brazo de apoyo a las empresas clientes de la empresa naranja.

La compañía dirigida ahora por Jean-François Fallacher​ (ex CEO de Orange Polonia) se decide a liquidar la sociedad Orange B4B Technology S.A. (antes Movilweb21. S.A.), filial del grupo constituida hace dos años con el objetivo de prestar cobertura y apoyo a pymes en materia de ciberseguridad y digitalización.

Fuentes sindicales de Orange explican que la dirección trasladó el pasado viernes los próximos pasos a seguir. El servicio, a priori, se seguirá prestando desde la sociedad matriz y los cerca de 40 empleados de Orange B4B Technology se subrogarán.

Las mismas voces advierten de que el motivo de la liquidación de esta mercantil es el mal rendimiento del negocio. “Los resultados no han sido los esperados y actualmente arrastra pérdidas relevantes”, trasladan fuentes de CCOO. La empresa, por su parte, se negó a hacer comentarios cuando fue preguntada por Economía Digital.

Las pérdidas de Orange B4B Technology superaban su capital social

“Nos comunicaron que las pérdidas superaban el capital social de la filial (más de tres millones de euros). Solo había dos soluciones: una ampliación o liquidar la compañía”, comenta otra fuente presente en la reunión en la que se comunicó la decisión de Orange.

Resultados no previstos por Orange

Conocer exactamente el estado de salud de Orange B4B Technology S.A. es difícil. La compañía naranja no desglosa en sus reportes trimestrales el comportamiento de esta filial y los últimos resultados recogidos en el Registro Mercantil de España son de 2018, año en el que la empresa operó menos de cinco meses y apenas arroja cifras significativas.

Alguna cifra más aporta el balance de la matriz Orange Espagne SA al final del mismo año. En la documentación consultada aparece que Orange B4B Technology S.A. ocasionó una provisión por deterioro de 112.000 euros y un coste de adquisición superior a los 15 millones de euros.

Sea como fuere, los resultados no han sido los esperados para la compañía. La Sociedad había incurrido en pérdidas operativas derivadas del significatIvo esfuerzo de desarrollo e inversión, pero esperaba que le sociedad revertiera la tendencia en próximos ejercicios, “conforme desarrolle y ejecute su plan de negocio”, asegura la matriz en su memoria.

En el sector se descuenta que el resultado no ha sido el esperado. Tras la presentación en público del proyecto en septiembre de 2018, poco más se supo. A este respecto, Juan Miguel Velasco, consejero y fundador de Aiuken Cybersecurity, empresa especializada del sector, habló de X By Orange como un proyecto que llevaba un año intentando hacerse un hueco en el mercado sin grandes resultados.

El aterrizaje de X By Orange seguía una lógica: en España las pequeñas y medianas empresas representan el 65% del Producto Interior Bruto (PIB), pero apenas una de cada diez (19%) utilizan servicios en la nube. El mercado nacional, por tanto, era el terreno perfecto para una empresa que ofrecía servicios de privacidad y digitalización, principalmente.

Presentación de X By Orange.

La idea se planteó en 2017 bajo la dirección de Laurent Paillassot, anterior consejero delegado de la compañía hasta finales de agosto. La idea era que X by Orange operara como una start-up independiente y buscara socios externos. Por ejemplo, para construir el área de seguridad se apoyó en BBVA Next Technology. Pero ahora, con un nuevo consejero delegado al frente del negocio en España, toca un cambio de rumbo.

El negocio a empresas para Orange, Telefónica y Vodafone

El negocio a empresas no tiene el foco mediático en la industria de las telecomunicaciones que el que recibe el mercado residencial (clientes particulares), pero cada vez es más importante para Telefónica, Orange y Vodafone. Ante un contexto en el que los clientes cada vez demandan servicios de bajo coste, la facturación que llega desde las empresas supone una fuente relevante de ingresos.

En Telefónica, por ejemplo, el negocio de cloud es uno de los tres negocios que integra Telefónica Tech (los otros dos son ciberseguridad e IoT/Big Data). La compañía presidida por José María Álvarez Pallete tiene acuerdos estratégicos con los tres grandes del cloud a nivel mundial: Amazon Web Services, con Microsoft y con Google Cloud.

Telefónica mantiene alianzas con Amazon, Microsoft y Google

Vodafone, por su parte, ha ido apostando por este segmento en España, hasta conseguir ya cerca de un tercio de su facturación desde el segmento B2B. Su última acción fue el lanzamiento de Vodafone Red Infinity Smart, un servicio que incluye distintos tipos de tarifas que se adecuan a los diferentes perfiles de empleados para que paguen “sólo por aquello que realmente necesitan”. 

En ciberseguridad, por ejemplo, la filial española de la firma británica ha lanzado junto con la consultora Accenture servicios para pequeñas empresas porque, a diferencias de las grandes, son las que peor preparadas están ante los ataques cibernéticos.