Oughourlian se abre a vender activos en Latam en plena segmentación de Prisa

Pese a que la hoja de ruta pasa por dividir los negocios del grupo antes que realizar grandes movimientos, Prisa estudia algunas opciones fuera de España

Imagen de los exteriores de la sede de Prisa

La sede de Prisa

Prisa ha vivido recientemente su enésimo terremoto interno y busca un rumbo claro. Sobre la mesa está la hoja de ruta marcada como prioridad absoluta: la división del grupo en dos partes. Es el objetivo de Joseph Oughourlian, el nuevo presidente del editor de El País, quien no está cerrado a otras opciones en Latinoamérica, donde mantiene distintas emisoras de radio.

Ante la avalancha de socios llamando a las puertas de la compañía en España, el mensaje claro que quiere lanzar el inversor francés de origen armenio es que la consolidación del sector llegará, pero las prioridades ahora son otras porque la compañía tiene algo más de pulmón para seguir en solitario un tiempo.

Sobre las posibles operaciones corporativas, no obstante, la posibilidad de cerrar alguna pequeña venta en Latinoamérica no es descabellada, aunque la compañía siempre tendría una actitud reactiva y se trataría de operaciones de venta de menor tamaño que en España.

La postura de Prisa, por tanto, apunta sobre todo al negocio radiofónico. Argentina sería uno de los países señalados. Allí Prisa es propietaria de Radio Continental, una emisora que posee desde hace más de 10 años, y dos FM (105.5 y 104.3).

La compañía negociaría ya la venta de sus activos a Carlos Rosales, un empresario ligado al club de fútbol San Lorenzo y que en los últimos meses ha salido a comprar empresas en apuros, como la primera firma de electrodomésticos del país.

Argentina es el país que podría ser objeto de una futura venta de Prisa

La salida del negocio radiofónico en Argentina seguiría a la de Panamá. Prisa se despidió del país caribeño en enero del pasado año al vender Radio Panamá y la radiofórmula Los 40 a la compañía TVN Media. El valor de la operación nunca fue desvelado.

Las principales plazas en Latinoamérica para Prisa son Chile y Colombia, que el pasado año marcaron la evolución del grupo en la región. “Prisa Radio en Latinoamérica, en 2019 ha caído un -1,3% a tipos de cambio constantes, afectado por la caída del mercado publicitario en Colombia y por el impacto del estallido de la crisis social en Chile. Para 2020, se espera que Prisa Radio evolucione en línea con el mercado tanto en Chile como en Colombia”, reconoció la compañía en sus cuentas consolidadas.

La segregación de Prisa, una prioridad sin plazos

El nuevo presidente del editor de El País, cargo que ostenta temporalmente hasta completar la transición tras el cese de Javier Monzón, tiene claro que ahora toca buscar la fórmula para segmentar Prisa en dos partes: división de medios y división de educación.

La ecuación es difícil y los pormenores de la operación — como el traspaso de la deuda de la unidad de medios a la de educación —  dificultan  a la compañía a poner fecha y pronunciarse claramente sobre cuándo se habrá completado este hito.

Prisa deja en el air el plazo para completar la división del grupo, pese a que el sector está a las puertas de la consolidación

Si bien hace tiempo que se fijó en el calendario que la idea principal era tener listo la segregación durante la primera mitad de año este 2021, fuentes de Prisa inciden en que “no hay fecha prevista” ante la complejidad de la operación.

La voluntad es crear dos compañías independientes (Prisa Medios y Prisa Educación) que coticen de manera separada en el parqué y tengan un accionariado que, de inicio, será clonado al actual.

Es una opción que ha evolucionado desde el planteamiento inicial de sacar a bolsa en Estados Unidos parte de los activos de Santillana. Pero este extremo ha cambiado en el tiempo en función de los deseos de los propietarios: primero Juan Luis Cebrián quiso venderla, luego Monzón recompró el 25% que no mantenía y este año ya se ha vendido la parte de España a un inversor extranjero.

Junta de accionistas de Prisa en 2019. Fuente: Prisa

Una vez completado este proceso, en la compañía no ven con malos ojos la llegada de socios, que comprarían parte del porcentaje de la división que más les interese. Por ejemplo, Henneo, el dueño del 20 Minutos y el Heraldo de Aragón, siempre se mostró dispuesto a tener una pequeña participación en Prisa, de la que ya es accionista a través de la Cadena SER de Aragón.

Ofertas por El País y la SER

Pero una cosa es el deseo de Oughourlian y otra qué quieren sus competidores y posibles nuevos compañeros de viaje. El hombre fuerte de Amber Capital ha llegado a la presidencia del grupo en un momento muy convulso para la industria mediática, que apunta a la consolidación para este año y el siguiente.

El mercado descuenta que la consolidación del sector llegará en los próximos meses y Prisa ya ha recibido distintas muestras de interés por parte de Grupo Radio Blanca (Kiss FM) y Vocento. La primera proposición, por parte del empresario asturiano Blas Herrero, estuvo envuelta de misterio y se rechazó de forma unánime por el consejo.

La segunda oferta, que fue realizada por el editor de ABC tan solo 11 días después de que Oughourlian fuera nombrado presidente, no llegó a concretarse de manera oficial. No obstante, sí hubo un interés claro, con una llamada telefónica directa por parte del presidente de Vocento, Luís Enriquez.

La conversación apenas prosperó y así lo constaron ambos grupos más tarde a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). “Prisa no ha iniciado conversaciones al respecto y no forma parte de la hoja de ruta de la Sociedad la venta de sus medios de comunicación”, trasladó en un hecho relevante al regulador bursátil.

La contundencia en la respuesta del máximo accionista de Prisa, con casi un 30% del capital que le lleva a rozar la opa obligatoria, se debe a que primero quiere a toda costa recuperar su dinero. Tras una caída en bolsa de la compañía de más del 30% en 2020 (remontó a partir de octubre), considera que ahora es un mal momento para vender.

“Tú no puedes vender El País y la cadena SER a Kiss FM. Me parece algo obvio, es imposible”, afirmó recientemente él mismo en una entrevista en el diario principal del grupo con motivo de su nombramiento como primer ejecutivo.

El accionariado sigue dividido

Por si la tensión generada por los competidores no fuera suficiente, la que hay en el interior de la compañía está lejos de rebajarse. El accionariado sigue dividido, como demostró la junta extraordinaria de accionistas celebrada para cesar a Monzón de su cargo.

El resultado de la votación dibujó nuevamente dos bloques enfrentados (un 52% apostaron por la salida de Monzón y un 46% se opuso), aunque su composición esta vez era distinta. Telefónica, que siempre se había colocado del lado del Santander, se unió a Amber para cesar a Monzón. Los de Botín, por su parte, mantienen alianzas con los Polanco y en el último cónclave de Prisa arrastraron a su bloque a HSBC y a otros inversores institucionales.

“Si alguien te ofrece un precio fantástico por este negocio, todo tiene su precio”

Joseph Ourgholian

Y es que la compañía de telecomunicaciones lleva tiempo intentando salir de Prisa, pero, al igual que Amber, necesita que el valor de las acciones suba para recortar parte de las minusvalías que acumula ahora.

¿Y cuándo venderá Amber? La pregunta la contestó el propio Oughourlian recientemente, dejando entrever que la división de medios de Prisa no es su opción favorita. “Todo depende del precio y del horizonte de tiempo. Mirando los dos negocios, lo más lindo, lo más rentable, lo que está ya más digitalizado es la educación. Pero si alguien te ofrece un precio fantástico por este negocio, todo tiene su precio”.