El primer accionista de Plus Ultra, bajo control venezolano, entra en el consejo de la aerolínea  

La aerolínea Plus Ultra vuelve a mover ficha en el consejo de administración para dar entrada a su máximo accionista, la sociedad Snip Aviation

Un avión de Plus Ultra. EFE

Plus Ultra vuelve a mover ficha en el consejo de administración. Se trata de la tercera vez en año y medio que la aerolínea realiza cambios, aunque asegura que en ningún caso ha sido una recomendación u obligación de la Sepi, que rescató a la compañía en marzo de 2021 con 53 millones de euros a través del fondo de solvencia puesto en marcha por el Gobierno con motivo de la pandemia. 

En esta ocasión, la empresa decide dar entrada como consejero dominical a la sociedad Snip Aviation, que es el dueño del 45% de las acciones de Plus Ultra. Dicha sociedad está administrada por tres venezolanos, Rodolfo José Reyes Rojas, Raif El Arigie Harbie y Roberto Roselli. 

Uno de ellos, Reyes Rojas, representará en el consejo de la aerolínea de manera directa a Snip Aviation. El empresario ya era consejero independiente, por lo que ha renunciado a este cargo para poder ser nombrado dominical, según figura en el registro mercantil.  

Con los últimos cambios, Plus Ultra reduce al consejo a 8 miembros, desde los 10 que tenía a principios de 2020, y 6 de ellos son ahora sociedades. Además de la ya mencionada, figuran, por ejemplo, FlySpain, que ostenta el 11,47% de su capital y es su segundo mayor accionista. En el consejo, está representado físicamente por Joaquim Domingues Ferreira.

También está, Fgm Geoanalisis System, de la que es administrador único Fernando García Manso, presidente del consejo de Plus Ultra. O, Sky Solutions, Patrifin y Alva Skies and Wings; A título individual, sin sociedad, también forman parte del consejo Jorge Hugo Castaño Vega y el empresarios Raif El Arigie Harbie.  

Hace solo unos meses cesaba como consejero Flavio Pedro Antonio Bórquez Tarff, como adelantó Economía Digital. Se trataba de uno de los consejeros más polémicos por aparecer en los ‘Papeles del Paraíso’. Unos meses atrás también abandonada el consejo la sociedad Welcoming Internacional, que estaba representada por Fernando González Enfedaque, uno de los fundadores de Plus Ultra.   

Plus Ultra asegura que son movimientos naturales

Desde la compañía insisten en que son movimientos naturales y no se ha debido a la polémica ocasiona con su rescate ni a las condiciones impuestas por la Sepi para poder recibir los 53 millones de euros. En cuanto a la ayuda pública, Plus Ultra recuerda que ya ha devuelto una parte realizando un primer pago a la Sepi.

«Cumpliendo con los plazos previstos en el calendario de amortización del préstamo. La cuota, por valor de unos 884.000 euros, fue abonada unas semanas después del cierre del ejercicio fiscal 2021».  

En las últimas cuentas presentadas en el Registro Civil, la empresa explica que su plan de viabilidad contemplaba que la recuperación comenzara en verano del 2021 llegando a niveles previos a la pandemia este 2022. Pero las restricciones para poder volar en Latinoamérica, su principal mercado, retrasaron sus expectativas, que ahora marcan el inicio de la recuperación en el verano 2022 y espera alcanzar cifras similares a las de 2019, durante los años 2023 y 2024.  

La Sepi acaba con los rescates de la pandemia 

Plus Ultra fue la tercera empresa en ser rescatada con el Fondo de Solvencia gestionado por la Sepi, tras Air Europa y Duro Felguera. Este fondo, dotado con 10.000 millones de euros, se puso en marcha el primer verano de la pandemia para ayudar a las empresas que tuvieran dificultades para seguir adelante con motivo de la pandemia. 

Desde entonces, el Gobierno apenas ha gastado un 30% del presupuesto y cierra el ciclo de rescates con casi 7.000 millones de euros sin tocar. El plazo expiraba el 31 de diciembre de 2021 pero fue prorrogado otros seis meses más por Bruselas dada la lentitud del organismo estatal.  

El consejo de ministros de este lunes – el último de junio- dio luz verde a seis nuevos rescates por un valor conjunto de 721 millones de euros. En concreto, desde julio de 2020 y hasta ahora, se han aprobado unas 28 operaciones de las más de 50 solicitadas. 

El rescate de Plus Ultra marcó un antes y un después en la gestión de estos fondos. Las críticas de los partidos de la oposición y la polémica de los que no le consideraban una empresa estratégica por operar principalmente a Venezuela, hizo que el organismo que dirige Belén Gualda mirara con lupa cada una de las operaciones.   

Cristina Hidalgo