Renfe pierde 153 millones y 42 millones de pasajeros hasta marzo

La compañía ferroviaria siguió lastrada por la pandemia durante los tres primeros meses del año

Aunque la crisis del coronavirus empieza a remitir en algunos sectores de la economía a medida que avanza el proceso de vacunación, el sector del transporte todavía tiene un largo camino por delante. La compañía ferroviaria española Renfe perdió cerca de 152,74 millones durante los tres primeros meses de 2021, un resultado peor que el anotado durante el mismo periodo del año anterior e inferior a las previsiones marcadas.

El motivo no es otro que las diferencias entre enero, febrero y marzo de 2020 con los mismos tres meses de este 2021. El periodo analizado durante el pasado año solo recoge el impacto del coronavirus durante los últimos 15 días de marzo, momento en el que se decretó el estado de alarma y el confinamiento domiciliario.

De acuerdo a la documentación consultada por Economía Digital, la compañía ferroviaria presidida por Isaías Táboas obtuvo una cifra de negocios de 667 millones de euros en el primer trimestre del año, un 26,02% menos que durante el mismo periodo del año anterior.

El resultado de explotación fue negativo (-53 millones de euros) y el resultado del ejercicio, que arrojó pérdidas por valor de casi 153 millones, empeoró respecto a los 66 millones de números rojos anotados durante el mismo periodo del año anterior.

Sobre la evolución de sus distintos negocios, Renfe detecta una mejora de la tendencia respecto a su mes anterior. Así, la cifra de negocio mejoró tanto a nivel grupo como en tres de sus divisiones: viajeros, mercancías y mantenimiento, principalmente.

Por lo que respecta a la evolución del número viajeros, la caída anotada es del 39,24%. Dicho de otro modo, la compañía registró 64 millones de pasajeros, cifra significativamente inferior que la del primer trimestre de 2020 (106 millones).

Aunque no hay datos de cuál fue la evolución por modalidad de transporte, las fuentes consultadas hablan de un mejor comportamiento de Cercanías frente a media o larga distancia. También recuerdan que la compañía ha ajustado la oferta de frecuencias en función de las previsiones de tráfico.

Giro en la política de trenes

Las cifras expuestas fueron supervisadas y aprobadas por el Consejo de Administración que Renfe celebró este lunes 26 de abril. Durante la misma reunión, los miembros del consejo decidieron retirar los concursos de compra de material rodante pendientes, con el objetivo de excluir el gasoil y avanzar así en el proceso de descarbonización.

En concreto, Renfe aprobó la suspensión del proceso reposición de los convoyes regionales y trenes de cercanías de toda España, a excepción de Madrid y Barcelona. La medida suponía dejar en el aire contratos por un importe conjunto de hasta 2.000 millones.

Horas más tarde de tomar la decisión, la compañía expuso en un comunicado su voluntad de “adherirse a la clara apuesta de las instituciones europeas y españolas por las energías limpias y, en particular, por el hidrógeno renovable, que se ha plasmado en la aprobación de diferentes planes y en un desarrollo normativo relativo al combustible”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.