Santander lidera una inversión de 1.100M para crear la mayor bolsa de suelo urbanizable de Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla anuncia la creación de un nuevo barrio con 9.730 viviendas que será financiado de forma público-privada

La presidenta del Grupo Santander, Ana Botín. EFE/Pedro

El Ayuntamiento de Sevilla ha desbloqueado la creación de un nuevo barrio en la ciudad que albergará 9.730 familias. El proyecto urbanístico quedará concluido a finales de 2029 y es el resultado de una colaboración público-privada que permitirá dar forma a un nuevo ecosistema con áreas verdes y zonas reservadas para el despliegue de empresas tecnológicas.

Los promotores han estimado que será necesaria una inversión cercana a los 1.100 millones de euros para levantar la infraestructura en cinco fases diferentes de ejecución. El Banco Santander será la entidad financiera que afronte la mayor parte del desembolso a través de su filial Landcompany. Mientras que la Junta de Andalucía también se hará cargo de una cuota del desembolso con el apoyo de la Sareb.

El nuevo distrito bautizado como Pítamo está llamado a ser la mayor bolsa de suelo urbanizable de la ciudad de Sevilla. En la zona vivirán cerca de 30.000 personas y permitirá revitalizar la zona sur de la ciudad, justo cuando se celebre el centenario de la Exposición Iberoamericana de 1929 que acogió la capital andaluza.

“Se desbloquea así un proyecto estratégico para la Sevilla de esta década», expresó el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, durante la presentación de la iniciativa.

El Pítamo dispondrá de 3.600 viviendas protegidas

El Pítamo contará con 3.600 viviendas protegidas y se caracterizará por la integración de las zonas verdes que albergarán cerca de 442.000 metros cuadrados de espacio. La ampliación del Parque de Guadaíra o la incorporación de los arroyos a la ordenación urbanística son dos de las claves del proyecto.

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, presenta el proyecto de El Pítamo con su equipo de trabajo. Foto: Ayuntamiento de Sevilla

El objetivo es que la primera fase de esta iniciativa pueda arrancar ya en el año 2024 con las obras de urbanización de las primeras 1.000 viviendas del enclave. Las tareas se sumarán a otros 12 proyectos para mejorar la zona sur de la ciudad y reactivar el distrito de Bellavista-La Palmera.