Patrocinado por

Telefónica se encamina hacia la zona de rescate de Criteria

Las últimas compras de títulos del holding inversor de La Caixa, frenadas durante casi tres meses, se produjeron a precios similares a los actuales en bolsa

Telefónica echa de menos al que ha sido uno de sus grandes aliados a lo largo del último año. A pesar de los esfuerzos de su presidente, José María Álvarez-Pallete, por dar vida a un nuevo proyecto de empresa, los inversores no acaban de apoyar a la empresa de telecomunicaciones. El pago de dividendo, hecho efectivo este jueves, ha colocado el precio de los títulos de la teleco en mínimos desde septiembre. Fue justo ese mes, y a precios similares, cuando Criteria realizó su última adquisición conocida de acciones. 

Concretamente, de acuerdo con la información disponible en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esa última transacción se produjo el 24 de septiembre, a 6,9 euros. Telefónica cerró este jueves en los 6,478 euros, tras ajustar 0,2 euros por el desembolso del dividendo.

El holding de La Caixa se está tomando la racha más larga de inactividad (cerca de tres meses) en Telefónica desde que comenzara a construir su cartera de manera continuada el año pasado. Al cierre de noviembre, controlaba un 1,23% del capital de la compañía de telecomunicaciones; lo que le ha permitido cobrar casi 13 millones en la reciente distribución de dividendos. En total, su exposición a Telefónica está valorada en 413 millones, aunque no se descarta que pueda continuar elevándola. 

Históricamente, Criteria ha buscado empresas con dividendos atractivos, con los que nutrir la obra social de Fundación Bancaria La Caixa, que preside Isidro Fainé, y Telefónica cumple ese perfil. Caixabank, de la que el brazo inversor de La Caixa controla un 40%, también está presente en el capital de Telefónica y en el último pago de dividendos se ha embolsado 52 millones.

La Caixa cambia de estrategia inversora

La venta de Abertis ha marcado un antes y un después en el perfil inversor de Criteria. Desde que se desprendiera de su participación en la compañía de autopistas, ha preferido mantener en secreto sus apuestas.

El caso de Cellnex es excepcional -es la única cotizada española además de Caixabank y Naturgy en la que Criteria ostenta más de un 3% del capital-, pero ahora el holding prefiere mantener el anonimato a la hora de tomar posiciones; lo que le obligaría a adquirir menos de un 3% del capital por participada.

Con Telefónica, sin embargo, no puede mantener esta estrategia. Fainé es vicepresidente de la teleco y presidente de Criteria, de manera que las adquisiciones y las disposiciones de acciones deben ser comunicadas al supervisor.

A la espera del plan resurrector de la nueva Telefónica

La cotización no ha reaccionado 23 días después de la presentación de la nueva Telefónica, que priorizará cuatro países (Brasil, Alemania, Reino Unido y España) por encima de los 11 que están enmarcados en Hispanoamérica. Este plan, de acuerdo a la explicación de los primeros espada de la compañía, pasa además por la creación de dos nuevas divisiones: Telefónica Tech y Telefónica Infra

Los primeros pasos ya se han dado. En Brasil se han traspasado más de 1.900 torres de telefonía a Telxius y en Hispanoamérica la compañía comunicó durante esta semana cómo quedaba su equipo, con el objetivo de “garantizar en la región la mejor propuesta de valor a los clientes de forma sostenible”, explicaron.

Telefónica también ha tenido tiempo de anunciar cambios en Alemania, donde prepara más de 1.300 millones para crecer en el país a cambio de haber sacrificado el dividendo. La compañía de telecomunicaciones justificó su decisión en la necesidad de invertir durante los próximos dos años para no solo mantener su cuota de mercado, sino aumentarla.