Vodafone se vuelve más rentable sin fútbol

La compañía, apoyada en sus tarifas ilimitadas y en su marca Lowi, siguió sin crecer en ingresos, pero mejoró su ebitda en plena pandemia

Tras los resultados de Telefónica y Orange en España, este lunes ha sido el turno de Vodafone. La filial española de la compañía británica anunció que para su segundo trimestre fiscal los ingresos totales ascendieron a 1.056 millones de euros, lo que supone todavía un retroceso del 2,1% respecto al mismo periodo del año anterior. No obstante la compañía quiso destacar la mejora de su rentabilidad al mejorar su ebitda en un 6%, alcanzando los 488 millones de euros en plena pandemia del coronavirus.

Este resultado, según explica la compañía en un comunicado, se debió a menores costes de contenidos por la salida del futbol. Vodafone España considera positivo su adiós del deporte rey por la espiral inflacionista de los precios, su falta de rentabilidad y la asimetría de las condiciones regulatorias del negocio mayorista para acceder a ellos.

Por lo que respecta a la evolución de sus ingresos por servicios, Vodafone informa de que alcanzaron 960 millones de euros en el segundo trimestre del año, lo que equivale a un -1,8% menos que el mismo periodo del año anterior. La compañía todavía no ha podido crecer en ingresos trimestre contra trimestre desde que decidió reposicionarse en el mercado. 

Sin embargo, hay lecturas positivas de este último resultado. Uno es que la última cifra reportada significa un retroceso menor respecto a la del primer trimestre fiscal (-6,9%) y otra que su caída es porcentualmente menor a la registrada por Orange y Telefónica, que tamién han sufrido por la intesidad competitiva y a la caída en ingresos de roaming por los turistas.

En este sentido, la estrategia comercial de Vodafone España siguió apoyándose en ofrecer datos ilimitados y en su marca Lowi, arma de batalla comercial en el mercado de bajo coste.

Crecimiento en clientes móviles, convergentes y de televisión

Con todo, la compañía destacó un crecimiento de su cartera de móvil, fibra y televisión, que consolidó la tendencia de crecimiento en el primer semestre del año, a pesar de las restricciones de portabilidad en el mercado durante el primer trimestre fiscal debido al estado de alarma por el coronavirus.

En concreto, los clientes de contrato móvil crecieron en 95.000 clientes, hasta 11,4 millones; los de banda fibra se incrementaron en 101.000 clientes y los clientes de banda ancha fija se incrementaron en 58.000, hasta 3,2 millones.

Los de televisión también aumentaron. Lo hicieron en 114.000 clientes, gracias a la propuesta que incluye el mayor catálogo de cine y series de calidad del mercado español, llegando hasta 1,5 millones de clientes.

    Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.