Yelmo Cines reducirá drásticamente su plantilla, según los trabajadores

La red de cines despide a varios técnicos en Madrid debido al cambio digital que hace prescindibles a estos profesionales. Los afectados creen que sólo son los primeros

La cadena de cines Yelmo ha despedido a sus operarios de cabina en Madrid ofreciéndoles 20 días por año trabajado. Se trata de 10 profesionales que ejercían el control de la correcta proyección de las películas en aspectos de luz, sonido y similares. Los empleados temen que sea el inicio de una drástica reducción de la plantilla en toda España debido a las pérdidas de la filial digital Youzee.

El argumento de la compañía es que, con la evolución de las tecnologías digitales en las salas de cine, la función de los operarios de cabina ya no es necesaria.

Fuentes del comité de empresa de Yelmo han asegurado que el comportamiento de la dirección no ha sido el más indicado ya que hace justo dos meses “se firmó un convenio en el que se certificaba que tenía que existir la categoría profesional de operario de cabina”. Por ello consideran que los despidos son “ilegales” y recurrirán a los tribunales “con demandas conjuntas e individuales”.

Más despidos a la vista

Los propios trabajadores reconocen que el cambio tecnológico es considerable y que “igual no hacen falta tantos operadores pero sí tiene que haber alguien preparado al efecto”. La empresa, que decidió despedir a sus empleados el pasado viernes 13, ha hecho caso omiso de las llamadas de este medio para dar su versión de los hechos.

Los empleados piensan que los despidos en Madrid sólo son el anticipo de lo que se hará en toda España, y aseguran que “la compañía ha dado a los gerentes un curso de un día para poder ejercer de operarios, lo cual ha causado muchos problemas en este fin de semana”, el primero tras producirse los despidos.

Apuesta por lo digital

Los miembros del comité de empresa personalizan en Fernando Évole, el consejero delegado de la compañía, la decisión de su despido. Es el hijo de Ricardo Évole, el fundador de Yelmo Cines en 1981. Cuenta con formación en el Instituto de Empresa y en Estados Unidos y hace dos años emprendió el proyecto Youzee, un videoclub online a través del que se pueden ver los estrenos de forma perfectamente legal pagando unos 7 euros al mes o comprando las películas individuales por tres euros. La inversión por el momento es de un millón de euros, según el comité de empresa, y no está dando aún retorno.

Los trabajadores denuncian que Yelmo Cines –que ha ganado, según aseguran, cuatro millones de euros en 2011 en Madrid– trata de compensar con los despidos de los operadores las pérdidas del proyecto digital. Y preparan varios días de movilizaciones empezando por este fin de semana, los días 21 y 22 de enero.