De trabajar para Google a triunfar en España

stop

Digital Menta logra ser la tercera empresa española con más certificaciones del popular buscador

El equipo de Digital Menta.

Barcelona, 16 de noviembre de 2016 (13:07 CET)

El más eficaz y conciliador modelo empresarial de Google triunfa en España. Digital Menta, una agencia de publicidad digital fundada por tres ex trabajadores del popular buscador, ha logrado importantes ingresos en menos de tres años tras lograr mantener el espíritu de ''start-up'' del gigante de internet.

Con sede en el clúster de negocios digitales Barcelona Tech City y también en Valencia, y dirigida por Toni Fernández, Daniel Quiles y Gerard Hoogeveen, la ''start-up'' ha conseguido ser la tercera empresa con más certificaciones de Google en España y mejorar el ROI de sus clientes entre un 30% y un 40% en apenas dos años y medio, desde su fundación. 

Fernández trabajó para Google en Bogotá. Decidió marcharse de España junto a su mujer gracias a una beca del ICEX, para iniciar su carrera en Colombia, aprovechando el crecimiento de Latinoamérica. Poco después le contrató Google en una sede de reciente creación, "donde comenzamos en una oficina compartida y sin ventanas". Fue tiempo después cuando Google apostó por crear una impresionante sede con salas ambientadas en parques naturales, baristas internos, reuniones de equipo con comida internacional y situaciones deseadas por muchos: "te dejaban tiempo para ver el fútbol con cervezas", recuerda.

El retorno del talento: la vida después de Google

"Cuando nos marchamos de Google sabíamos que estábamos dejando atrás algo muy importante, porque todo el mundo quiere trabajar allí", dice Fernández. La motivación esencial para marcharse fue emprender "un reto personal de comenzar algo nuevo y propio. Aún en Google y "tras una serie de conversaciones por Skype en pijama entre Bogotá y Dublín -con su hoy socio y también ex ''googler'' Daniel Quiles- finalmente quedamos para comer en Valencia. Fue como una cita a ciegas. Nos entendimos y nos asociamos", señala.

Desde entonces, tras la fundación de la empresa emergente en 2014, estos empresarios de menos de 35 años han logrado adaptar el espíritu aprendido en Google a su estrategia empresarial y conseguir que funcione. "Estamos en el siglo XXI y todavía existen muchas empresas con organizaciones y actitudes que parecen sacadas de la revolución industrial. Hay mucho que avanzar a nivel de cultura empresarial en nuestro país y en muchos otros", afirma.

"Si cuidas a tus empleados, ellos cuidarán a tus clientes y eso dará beneficios a la empresa". El CEO de la compañía, Toni Fernández, dice que era habitual escuchar esta frase en Google, una verdad que ha aplicado a la cultura empresarial de Digital Menta, desde varias perspectivas.

Sin horarios ni jerarquías

Por una parte, la compañía ha eliminado todas las barreras tradicionales del ámbito empresarial que aportan poco o ningún valor a una empresa para mejorar la calidad de vida de las personas como son los horarios, la rigidez del puesto laboral u oficinas frías e impersonales. También ha creado un entorno de trabajo agradable, que incluye zonas de descanso y de juego. Son zonas de pausas activas que reactivan a las personas, las relajan y son espacios donde se pueden generar ideas que cambien la visualización de un problema.

En paralelo, los horarios son inexistentes para quien así lo desee. No hay horarios predefinidos más allá de lo que se necesita para hacer funcionar correctamente el negocio. No existen horas de entrada ni salida y se ofrece la posibilidad de trabajar desde casa sin tener que avisar. 

Otro elemento importante es la reducción de las jerarquías, minimizándolas al máximo para mostrar así total confianza en los colaboradores. "Dando esta confianza, estamos generando una mayor actitud de responsabilidad y de búsqueda de resolución de problemas", asegura Fernández. Los sueldos forman parte de esta cultura empresarial.

En cuanto a previsiones, Fernández afirma que "en 2017 esperamos ser la empresa con más certificaciones de Google", además de cerrar 2016 con una facturación de medio millón de euros y una previsión de un millón para 2017.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad