El primer comprador de ibéricos aprovecha la crisis para expandirse

stop

Enrique Tomás alcanza las 36 tiendas y supera los 260 empleados en Catalunya

Enrique Tomás con su familia y su socia (a la derecha).

09 de octubre de 2012 (12:53 CET)

A sus 45 años, el empresario Enrique Tomás saborea el éxito de la expansión de su negocio del jamón. Con una facturación de 15 millones de euros anuales, su empresa experimenta un crecimiento exponencial: las próximas semanas abrirá cuatro nuevas tiendas, dos de ellas en el centro de Barcelona donde sorprendentemente ha conseguido un nicho de mercado inexplotado entre los ibéricos: el mercado turístico.

En pocos años ha logrado una expansión de 36 tiendas en Barcelona y su área metropolitana y, por primera vez, esta semana comenzará a abrir establecimientos fuera de Catalunya con una apertura en Zaragoza. El ritmo es exponencial: 12 nuevas tiendas este año y esperan inaugurar 10 más entre octubre y diciembre, la temporada de ventas más fuerte, para completar una inversión total de 2,6 millones de euros anuales en el negocio.

Alquileres baratos

El concepto de tiendas de degustación ha disparado el crecimiento del que ya se vende como el principal comprador de jamón de toda España. “La crisis inmobiliaria nos ha permitido tener acceso a locales en excelentes ubicaciones y a precios accesibles. Seguiremos creciendo con tiendas de jamón de degustación y también en las del metro, que afinarán su estructura para tener una atención más rápida y ágil”, explica Luz Marina Rodríguez, ex ejecutiva bancaria y ahora socia del empresario.

Tomás, que comenzó con una parada de jamones en el mercado de la Salut en Badalona, hace 30 años, también es accionista minoritario de numeorsas empresas productoras de ibérico. “Nunca compro ninguna denominación de origen concreta ni a ninguna empresa en particular”, explica Tomás. “El jamón ningún año es igual”, agrega.

La empresa logró una facturación de 15 millones de euros el año pasado, una cifra que con toda seguridad superará este año. Tomàs asegura que ya se ha convertido en el principal comprador del fabricante 5 Jotas, uno de los más internacionales del ibérico español.

Salto al exterior

La firma de jamones abrirá próximamente varias tiendas en el centro de Barcelona, entre ellas en la calle de Pelai. Por ahora ya ha ordenado la fabricación de una bolsa de diseño para llevar ibérico como equipaje de mano en los aviones.

La empresa está negociando con empresarios extranjeros la creación de franquicias internacionales, un nuevo negocio que, de momento, mantiene en fase de reposo para seguir de cerca la fase de crecimiento en España, donde ya han firmado seis franquicias.

Incorporaciones

La empresa ultima también la incorporación de dos nuevos socios: los dos hijos del empresario. Núria, de 25 años (y conocida en la prensa rosa por haber sido novia del futbolista Gerard Piqué), ya ha tomado parte de las riendas de la empresa: todo el personal contratado debe tener su aprobación y también ha participado en la producción creativa de una marca propia de la empresa: el jamón Glamurós, presentado la semana pasada en Barcelona y, según los expertos, uno de los mejores jamones del año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad