¿A qué está esperando Rato para nombrar a su equipo?

10 de febrero de 2010 (19:59 CET)

¿Por qué tarda tanto Rodrigo Rato en configurar y hacer público el nuevo equipo de Caja Madrid? En los cenáculos madrileños cada día es más frecuente esta pregunta. “Es que si fue complicado su nombramiento como presidente, no lo está siendo menos la formación de su equipo de confianza. En Madrid hay más de un Partido Popular”, me comentaba un profesional del mundo de la banca, muy próximo al partido que preside Mariano Rajoy.

Lo cierto es que Rato, que casi dos meses antes de su nombramiento oficial sabía que se haría cargo de la gestión de Caja Madrid, no ha desvelado todavía quienes ocuparán los puestos clave en el nuevo organigrama de la cuarta entidad financiera española. Y con el paso del tiempo se incrementan los rumores y se observan con detenimiento los movimientos de las personas de confianza del que fuera director gerente del FMI. No ha pasado desapercibido, por ejemplo, la decisión de Luis de Guindos de dejar la responsabilidad del área financiera de PricewaterhouseCooper para ocupar un puesto de tipo académico al frente de Centro del Sector Financiero, creado por Price y el Instituto de Empresa. Este centro se ha presentado como “el único foro en España independiente de bancos y cajas, que debatirá sobre regulación y supervisión del sector, así como de los cambios que se deben acometer para eludir nuevas coyunturas difíciles”.

El posible paso de Luis de Guindos desde la responsabilidad del sector financiero de una auditoria, que controla a algunos de los bancos y cajas más importantes de España, a Caja Madrid, como principal ejecutivo, no se habría visto bien ni por el Banco de España, ni por el sector financiero, ni por el sector de auditorías. Sin embargo, el nuevo centro del que ahora se responsabiliza tiene más carácter académico y su salto desde ahí a Caja Madrid no representaría ningún problema. Luis de Guindos fue el nombre que propuso el Gobierno como presidente de Caja Madrid y, pese a ello, es aceptado como “mal menor” por la Comunidad de Madrid.

El otro puesto a cubrir por rato sobre el que existe gran expectación es el de responsable de comunicación de la entidad. Buena parte de los nombres aparecidos en los últimos días lo han sido sin fundamento. Ni Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, ni Ángel Boixadós, presidente de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) han tenido el más mínimo acercamiento de Rato ni de ninguna empresa a la búsqueda de un jefe de comunicación. El nombre de Francisco Ochoa y el de Carlos Díaz Güell siguen sonando con fuerza, pero ni desmienten ni confirman. La solución... en pocos días.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad