Banc Sabadell gana músculo con la entrada de dos socios latinoamericanos

stop

El colombiano Jaime Gilinski, que se convierte en el máximo accionista, y el mexicano David Martínez protagonizan una ampliación de capital de 650 millones de euros

El presidente del Sabadell, Josep Oliu | EFE

09 de septiembre de 2013 (21:03 CET)

Una operación para blindarse, para ganar músculo y competir con mayores garantías, después del esfuerzo realizado en los últimos años y las adquisiciones de otras entidades, como la CAM.

El Banc Sabadell ha decidido ampliar su capital y de forma considerable. La entidad que preside Josep Oliu ha dado la entrada a una pareja de socios extranjeros y emitirá nuevas acciones con el fin de “fortalecer sus recursos propios”, tal y como ha declarado este lunes en una nota en la CNMV.

Operación

La inyección se realizará mediante dos colocaciones que serán sucesivas. La primera se basa en una emisión de 366,3 millones de acciones nuevas y la venta de otros 30 millones de títulos propios a 1,64 euros cada uno. En total, 396,3 millones de acciones, que equivalen a 650 millones de euros, que suponen el 13,3% del capital antes de la colocación acelerada y del 11,89% después.

De este primer paso para aumentar capital, 425 millones los aportarán el fondo colombiano Itos Holding y el mexicano --con sede en Nueva York-- Fintech Investments. Pero la repartición no será al 50%. El primero invertirá en Banc Sabadell 275 millones de euros y el segundo 150 millones.

Un colombiano, primer accionista

Y, bajo estas dos sociedades, aparecen dos inversores que, a partir de ahora, serán determinantes en el Banc Sabadell. El primero es el colombiano Jaime Gilinski, que forma parte de una de las familias más ricas del país latinoamericano, con un imperio de decenas de empresas y una fortuna valorada en unos 1.800 millones de euros.

Forbes incluyó en 2013 su nombre en el puesto número 613, dentro de la lista de los hombres más ricos del mundo. El segundo inversor es el méxicano David Martínez, una de las mayores fortunas del país azteca. Pero en el caso de Jaime Gilinski, cuyo abuelo llegó de Lituania a Barranquilla, en Colombia, se trata del primer accionista, a partir de ahora, del Sabadell, por delante de Isak Andic, el dueño de Mango.

Gilinski, propietario de Plásticos Rimax S.A –sillas que se encuentran en todos los rincones de Colombia-- o de Comestibles Yupi, llegó a convencer a George Soros para hacerce, junto con más de 100 inversores internacionales, con el Banco de Colombia, que es ahora el más importante del país y que cotiza en la bolsa de Nueva York.

Reforzar el balance


Tras esta primera colocación, el Banc Sabdell llevará a cabo una segunda ampliación de capital, que oscilará entre 650 y 750 millones de euros, hasta alcanzar un importe total que ronde entre los 1.300 y 1.400 millones de euros. El precio de la acción será de 1,10 euros. Esta operación estará controlada por Deutsche Bank y JP Morgan Securities.

Fuentes de la entidad aseguran que se trata de una operación muy positiva para el banco que preside Josep Oliu si quiere seguir en la primera división del mapa financiero español. Tras las distintas operaciones de los últimos años, la entidad necesitaba ganar más músculo para poder optar a futuros movimientos, o, también, para defenderse de posibles compras por parte de otros competidores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad