BBVA confía que España crezca al 2,7% en 2015 con las caídas del petróleo y del euro

stop

Crecimiento al alza

Detalle de la sede de BBVA en Madrid I EFE

desde Madrid, 11 de febrero de 2015 (14:12 CET)

Si la depreciación del euro respecto al dólar con un cambio medio de 1,1 y el precio del petróleo se mantiene estable entre los 50 y 80 dólares el barril, España estaría en disposición de crecer al 2,7% tanto en 2015 como en 2016.

"España es uno de los países más beneficiados por la caída del petróleo y la depreciación del euro", apuntaba Rafael Domenech, Jefe del Área de Economías Desarrroladas del BBVA, en la presentación del nuevo número de la publicación 'Situación en España. Primer Trimestre 2015", elaborado por BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad. Ambos factores aportarían el 60% del crecimiento previsto.

Viento favorable

"El viento de cola es favorable para la economía española", señalaba Domenech, dejando entrever el optimismo de los datos de tendencia que se manejan sobre la evolución de la economía española durante el primer trimestre. "Se aprecia un crecimiento de entre el 0,8% y el 0,9% entre enero y marzo", avanzaba.

Un crecimiento que, de consolidarse en los meses venideros, podría incluso llevar el crecimiento de España a finales de 2015 incluso por encima del 3%, aunque, manteniendo la cautela, Domenech dejaba una previsión trimestral, entre abril y diciembre, de entre el 0,5% y el 0,6%.

España, cerca de Estados Unidos

Un crecimiento, el de España, que estaría muy por encima de la zona euro, cuantificada en el 1,3% por Jorge Sicilia, economista jefe del BBVA, y que se acercaría a la previsión que existe para Estados Unidos. Para el conjunto de la economía mundial, la entidad presidida por Francisco González prevé un crecimiento del 3,6% en 2015 y del 3,8% en 2016.

No obstante, Sicilia no obvió poner sobre la mesa el hecho de que "continúan los escenarios de riesgos diagnosticados con anterioridad y han surgido algunos nuevos". Entre estos destacó el del precio del petróleo. "Su caída es un dato muy positivo para la economía global pero introduce riesgos si cae el barril por debajo de 50 dólares en países sistémicos como Rusia", reconocía.

Grecia

Al margen del precio de petróleo, Sicilia espera que los riesgos tiendan a desaparecer en Europa con la superación de la falta de consenso en las reformas y, sobre todo, aclarar la situación en Grecia.

Tras congratularse de que se haya superado la "línea roja" de no abordar la quita de deuda, el economista jefe de BBVA señalaba que "nadie quiere que salga del euro, pero no conviene olvidar que Grecia lo que necesita es crecer y dar el salto de exportar, como han hecho España y Portugal".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad