BBVA exprimirá los resultados extraordinarios hasta final de año

stop

Cano espera 750 millones adicionales, que procederán del dividendo de Telefónica y de la venta de Chile y Panamá

Francisco González, durante su intervención

25 de octubre de 2013 (20:41 CET)

BBVA encara la recta final del año con la tranquilidad relativa de tener asegurados 750 millones de euros en ingresos extraordinarios. El resultado del cuarto trimestre presentará tres ingresos ajenos al negocio recurrente, según el consejero delegado, Ángel Cano. Se trata del dividendo de Telefónica y de las plusvalías que han generado las ventas de las filiales en Chile y Panamá.

En los próximos 15 días, la multinacional de César Alierta abonará a los accionistas el dividendo anual. Pagará 35 céntimos por acción. Supondrán para el banco de Francisco González cien millones netos. BBVA es titular del 5,75% de Telefónica. Se trata del mayor accionista del grupo de telecomunicaciones. La Caixa es el segundo con el 5,59%.

Salida de Chile y Panamá

Respecto a la filial de Panamá, el 1 de junio se alcanzó el acuerdo con Aval para la venta del negocio local por un importe de 850 millones de euros (646 millones de euros). La transacción generó una plusvalía de 150 millones de euros que se contabilizarán en el cuarto trimestre.

De mayor volumen es el importe que procederá de la descapitalización en Chile. BBVA cedió su participación del 64% en la Administradora de Fondos de Pensiones Provida por 1.000 millones de euros. Las ganancias netas de la trasacción superarán por poco los 500. También se anotarán en las cuentas del último trimestre del año, confirma Cano. La operación se cerró el 2 de octubre con MetLife.

Beneficio de 4.000 millones

Tras las desinversiones, la actividad en América de la entidad de crédito española pivotará en los mercados de Estados Unidos, México, Colombia, Perú y Venezuela. Otros países en los que también está presente son Turquía y China. El grupo logró en todo el mundo 3.077 millones de ganancias acumuladas durante los tres trimestres consumidos de 2013.

En España, la actividad entró en números rojos (265 millones) por las refinanciaciones y la supresión de las cláusulas suelo. A poco más de dos meses para que concluya el año, Cano espera un beneficio final de 4.000 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad