CaixaBank tiene listos 42.489 millones por si la situación empeora

stop

La entidad obtiene 166 millones de beneficio después de provisionar 3.735 millones

El consejero delegado de Caixabank, Juan María Nin, y el presidente de la entidad, Isidro Fainé

27 de julio de 2012 (13:26 CET)

La situación es anómala, no hay una sensación de estabilidad, aunque los movimientos en el seno del Banco Central Europeo (BCE), tras las palabras de su presidente, Mario Draghi, inviten a pensar que Europa quiere reconducir la crisis de la deuda soberana que castiga con crueldad a España. Por ello, algunas entidades financieras actúan con extremada prudencia. Es el caso de CaixaBank, que cuenta con 42.489 millones de euros de liquidez, con una disponibilidad casi inmediata, que refuerza su solvencia hasta el 13%.

El consejero delegado de CaixaBank, Juan Maria Nin, justifica esa prudencia, en la presentación de los resultados del primer semestre del 2012, en la necesidad de atender vencimientos, pero, principalmente, en la necesidad de atender lo que pueda deparar el inmediato futuro. Mejor disponer de una gran bolsa, aunque se pueda despejar poco a poco el nublado -en Bruselas no es ninguna metáfora- cielo europeo.

Cubrir vencimientos

Para dejar clara la situación de CaixaBank, el director general financiero, Gonzalo Górtazar, precisa que con esa liquidez se puede cubrir sin problemas los vencimientos de este año, que ascienden a 7.700 millones de euros y, según la documentación enviada a la CNMV, "poder afrontar cualquier circunstancia imprevista que pueda producirse en el futuro". Según Nin, no se trata de parapetarse ante circunstancias que no se pueden nombrar, como un posible rescate total de España. “No tememos nada. Esta cantidad nos permite cubrir el 100% de los vencimientos. No es una posición de temor, sino de razonable prudencia", sentencia Nin.

Pero el consejero delegado de CaixaBank no puede eludir, ni quiere, la crisis de deuda soberana y los pasos que está dando el presidente del BCE, Mario Draghi. Para Nin, las palabras de Draghi, que consiguieron ayer relajar la prima de riesgo, “son técnicamente irreprochables”. El directivo de CaixaBank apoya a Draghi. “Es lógico y sus palabras están de acuerdo con el mandato del BCE. Las primas de riesgo no responden exactamente a valores reales sino a otros factores como la ruptura de confianza", asegura, consciente de que la resolución de la crisis de la deuda soberana debe anteponerse en estos momentos a otras medidas, porque condiciona toda la economía europea y, principalmente, la española.

Reducción de retribuciones

Precisamente, para cubrir los requisitos exigidos por el gobierno español, ante la difícil situación, CaixaBank ha obtenido en el primer semestre del año un beneficio neto de 166 millones de euros, un 80,1% menos que en 2011, debido al esfuerzo que comporta destinar un total de 3.735 millones de euros para sanear los activos inmobiliarios. El propio consejo de administración de CaixaBank ha reducido sus retribuciones en un 10%.

Con esas cantidades, la entidad que preside Isidro Fainé, ha cubierto hasta junio la totalidad de las provisiones exigidas por el primer real decreto del Gobierno, 2.436 millones, mientras que provisiona 300 millones de los 2.102 millones del segundo decreto de mayo, que el sector financiero tiene tiempo de cumplir hasta junio de 2013.

En el primer semestre, el margen de explotación de CaixaBank ha alcanzado los 1.848 millones de euros, un 12,3% más, mientras que el margen bruto se ha mantenido estable, por encima de los 3.400 millones, y el de intereses ha crecido un 15,7%, situándose en 1.786 millones, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y presentada por Juan María Nin ante los medios de comunicación.

Morosidad

Respecto a la ratio de morosidad de la entidad, ésta se ha situado en el 5,58%, frente al 8,95% de media que tenía el sector en mayo. Pero esa ratio es mejor en otros segmentos, como el de particulares (2,15%) y el de empresas (3,99%), sin incluir promotores. Nin explica que, tanto las familias como las empresas están haciendo un esfuerzo por ir pagando créditos y que el proceso de desendeudamiento del conjunto del país “se está produciendo de forma natural”.

Tras el acuerdo de integración de Banca Cívica, CaixaBank se convertirá en la entidad líder en España, con unos activos de 357.000 millones de euros, más de 13 millones de clientes y una cota de mercado media en depósitos del 13,7%. La entidad que preside Fainé no requerirá ayudas públicas para llevar a cabo la integración de Banca Cívica, por la que pagará 977 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad