Cataluña vende menos a España pero mantiene un superávit de 17.445 millones

stop

COYUNTURA ECONÓMICA

Las exportaciones de bienes y servicios crecen un tímido 2,8%. EFE

30 de septiembre de 2014 (13:05 CET)

En plena crisis, en un momento de gran transformación del patrón económico, Cataluña mantiene su posición privilegiada respecto al conjunto de España, aunque le vende menos que hace cinco años, y exporta más al extranjero. En el periodo entre 2008 y 2013, según un informe del Consell de Treball Econòmic i Social de Catalunya, (Ctesc), el saldo comercial fue positivo. En esos cinco años se produjo en media anual un superávit de 1.331 millones, producto de un saldo positivo con el resto del Estado por valor de 17.445 millones, y de un saldo negativo con el extranjero de 16.114 millones de euros.

El superávit comercial se produce con todas las comunidades autónomas, pero es especialmente favorable respecto a Aragón, Comunitat Valenciana, Baleares y Andalucía.

Menos ventas en España

Sin embargo, la economía catalana ha experimentado un cambio sustantivo en ese mismo periodo. El superávit comercial sigue siendo importante, porque el mercado español todavía lo es, pero las empresas catalanas se han internacionalizado, y las exportaciones ganan peso respecto a las ventas interiores en España. Eso ha ocurrido, no obstante, en todas las autonomías, muy conscientes de que la demanda interna española ha ido a la baja.

En el caso de Cataluña el cambio es más pronunciado. Entre 1995 y 2000, como ha explicado este martes el ponente del informe, Alfons Labrador, junto al presidente del Ctesc, Lluís Franco, y el consejero de Empresa, Felip Puig, las ventas de Cataluña al extranjero representaban el 26% del total. Pero en los últimos cinco años, entre 2008 y 2013, han pasado a ser del 36,1%. En cambio, las ventas al resto de España se han reducido del 38,3% al 31,4% en el mismo periodo.

Bajar el valor del euro

La situación de la economía española explica esa tendencia, aunque las empresas catalanas han hecho un esfuerzo que no se detendrá. Las ventas a la zona euro son determinantes, pero, principalmente al conjunto de la economía global. Para Labrador, esa es la clave, la de “profundizar en la diversificación de mercados”.

Otro de los consejos del informe del Ctesc es que las empresas apuesten por “incorporar mayor valor añadido” en sus exportaciones. Todo ello con la necesidad, también, de que el euro pueda bajar su valoración en relación al dólar.

Superávit con Portugal y Francia

En el mercado interior, se han ido produciendo cambios significativos. Si Cataluña donde vende más es en Aragón, y en las comunidades ya citadas, la caída del superávit se explica por un retroceso en la relación comercial con la Comunidad de Madrid y la Comunitat Valenciana. En cambio, se ha producido un aumento con el País Vasco, y, de nuevo, Aragón.

Respecto al mercado extranjero, el déficit de Cataluña viene marcado por dos mercados, Alemania e Italia, dentro de la zona euro. En el mercado global, el déficit se produce con China y Japón. Y destaca el superávit con Portugal y Francia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad