CatalunyaCaixa pasa el cepillo en la banca para zanjar las preferentes

stop

El Fondo de Garantía de Depósitos, alimentado por los grupos privados, inyecta mil millones para que los inversores de la caja recuperen parte de los ahorros

18 de julio de 2013 (16:03 CET)

El máximo accionista de CatalunyaCaixa, el fondo público FROB, ha informado de que la operación para rescatar a los preferentistas ha culminado este jueves con la inyección de más recursos.

En concreto, se han destinado 1.000,9 millones, que se suman a los prácticamente 14.000 recibidos. Esta vez, los pagadores, como estaba anunciado, no son los contribuyentes, sino el resto de bancos.

El Fondo de Garantía de Depósitos, cuyos recursos nacen de las aportaciones periódicas de las entidades privadas, destinará la cantidad a comprar las acciones equivalentes al 32,4% del capital de la caja de ahorros.

Ese número de participaciones se entregó a los ahorradores el viernes a cambio de las preferentes que firmaron años atrás.

Intercambio de acciones

Como CatalunyaCaixa ni está ni se la espera en bolsa, el sistema que se fijó para que esos títulos se pudieran convertir en dinero en efectivo fue la compra de los mismos por parte del fondo de garantía.

El FROB ha confirmado que las ventas de las acciones se liquidarán a los inversores durante esta semana. La solución ha resuelto el 97% de los casos que aceptaron el intercambio de preferentes por acciones de CatalunyaCaixa.

Con la operación, el accionariado de CatalunyaCaixa ha quedado alterado, aunque nominalmente. La entidad continuará con el FROB como accionista dominante.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad