CEOE y CCOO constatan su ruptura y emplazan al Gobierno a que legisle

stop

DIALOGO SOCIAL

El presidente de la CEOE critica la reforma de la negociación colectiva

16 de enero de 2012 (11:36 CET)

La patronal CEOE y el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) han constatado las fuertes discrepancias que mantienen y que les han impedido firmar un acuerdo sobre la reforma laboral. Por ello emplazan al Gobierno, que había fijado este lunes como fecha tope para que los agentes sociales firmaran ese pacto, a que presente ya su propuesta sobre el tema.

La patronal, por boca del vicepresidente de la Comisión de Diálogo Social, Francisco Aranda, ha cargado las tintas contra los sindicatos. "Se han opuesto a todos los asuntos clave de la reforma laboral", ha dicho para después subrayar que su posicionamiento "ya no vale".

En declaraciones a Telemadrid recogidas por Europa Press, Aranda ha explicado que estos puntos son la reducción de las modalidades de contratación, la flexibilidad interna, el coste del despido y la vinculación de los salarios a la productividad.

Así, ha asegurado que los empresarios tienen la necesidad de mejorar su competitividad y que los sindicatos "han puesto otra realidad encima de la mesa". "No quieren oír hablar del contrato a tiempo parcial", ha añadido.
En esta situación, Aranda ha defendido que "no se puede seguir en una mesa de negociación cuando en la calle hay más de cinco millones de parados".

Las ventajas de las reformas pactadas

"Las reformas laborales que proceden del diálogo pueden ser más beneficiosas, pero no tiene por qué", ha proseguido diciendo el vicepresidente de la Comisión de Diálogo Social de la CEOE, para apostillar que las partes tienen ahora que decirle al Gobierno "que no son capaces de llegar a un acuerdo y que tome las medidas ya".

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que convoque "urgentemente" a los agentes sociales para explicarles qué reforma laboral quiere y para qué. El líder sindical ha recordado al jefe del Ejecutivo que José Luis Rodríguez Zapatero ya intentó una reforma impuesta que fracasó en sus objetivos.

"Además de decir que quiere una reforma laboral, es muy urgente que el presidente del Gobierno o la persona en la que él delegue convoque ya a las partes y nos diga directamente qué es lo que quiere, para qué y en qué tiempo", ha dicho Toxo.

De momento, sindicatos y patronal han llegado a un entendimiento sobre seis puntos que no afectan a los temas nucleares de la negociación. El Ministerio de Empleo elaborará ahora su propuesta sobre la base de ese documento pactado entre las partes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad