El Banco de España vende la CAM al Sabadell

stop

PROCESO DE SUBASTA

Jaume Guardiola y Josep Oliu

07 de diciembre de 2011 (17:50 CET)

El Banco de España ha decidido vender la Caja de Ahorros del Mediterráneo al Banc Sabadell, la única entidad que había realizado una oferta en sentido estricto.

El supervisor ha descartado finalmente el troceo de la caja alicantina o la declaración de concurso desierto. Sabadell se consolida con esta operación como sexto banco del país con unos activos totales de unos 150.000 millones de euros, más cerca del quinto, el Banco Popular.

La adquisición implica un relevante coste para el Estado, para el conjunto de la banca y para el propio banco que preside Josep Oliu. Para el erario público porque ha de sufragar el plan de protección de activos tóxicos que ofreció en el pliego, una partida que ronda los 16.000 millones a diferir en diez años.

Para la banca, porque tiene que sufragar la minusvalía en que incurre el Frob al vender las acciones de la CAM después de haber inyectado 2.800 millones el pasado mes de julio.

Para el Sabadell, porque la operación le genera unas necesidades de capital de unos 1.500 millones además de un posible pérdida por el activo tóxico de la CAM de unos 700 millones en 10 años. Además, el banco vallesano tendrá que abordar un ajuste de plantilla en los servicios centrales de la CAM, que sufragará contra sus recursos propios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad