El BCE comprará deuda soberana, pero no la mutualizará

stop

LA LUCHA CONTRA LA DEFLACIÓN

El presidente del BCE, Mario Draghi

Barcelona, 22 de enero de 2015 (15:01 CET)

El Banco Central Europeo (BCE) ha cumplido con las expectativas, pero no del todo. Su programa de compras de deuda soberana será una realidad, y además empleará en ello más recursos de los esperados, pero, como ya había dicho Angela Merkel, no son ayudas directas a los países; no hay mutualización de la deuda.

Mario Draghi ha anunciado que en breve se iniciarán las compras de activos públicos y privados a un ritmo mensual de 60.000 millones de euros, y el propósito es que se mantenga hasta septiembre del año próximo. Eso supone que la cuantía de la operación puede acercarse al billón de euros.

Responsabilidades repartidas

Sin embargo, las adquisiciones irán a cargo de los bancos centrales de cada país aunque las coordine el BCE. Es decir, en caso de que haya problemas de cobro, los responsables serán los propios países cuya deuda haya habido que comprar.

El programa de compras se divide en dos tramos. En un 20% de las compras participarán el BCE y el banco central del país que corresponda, mientras que en el 80% restante la operación y el riesgo irán a cargo del banco nacional.

Los países sometidos a rescate podrán participar.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad