El presidente del BCE, Mario Draghi.

El BCE contra el frenazo económico: lanza más liquidez a la banca

stop

El BCE anuncia nuevas inyecciones de liquidez a la banca para septiembre y aplaza la subida de tipos de interés hasta final de año

Madrid, 07 de marzo de 2019 (15:08 CET)

En pleno momento de preocupación por la desaceleración del crecimiento de la zona euro, el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado medidas de apoyo a la economía comunitaria. Así, en septiembre pondrá en marcha una nueva ronda de inyección de liquidez a la banca.

Esta inyección terminará en marzo de 2021. Su objetivo, según el BCE es "ayudar a preservar las condiciones de préstamo favorables de los bancos". La medida favorece a las entidades, ya que reduce el coste de los préstamos al sector y permite una mejora en los reducidos márgenes de negocio que ha generado en la banca la política de tipos cero.

Así, el Banco Central Europeo lanza nuevos estímulos preocupado por la situación de la economía comunitaria. Celebrará nuevas subastas de liquidez ligadas a la concesión de crédito cada trimestre.

El plazo de amortización de la liquidez bancaria será de dos años a diferencia de la ronda anterior, que fue de cuatro

No es la primera vez que el organismo presidido por Mario Draghi se apoya en esta medida. Ya lo hizo en 2014 y en 2016. En este caso, su plazo de amortización será inferior a los cuatro años de la ronda anterior y solo llegará a dos.

Además, la anterior ronda de liquidez a la banca se alargó durante menos tiempo: se inició en junio de 2016 y terminó en marzo de 2017. Es ese caso se realizaron cuatro subastas en las que la banca de la zona euro solicitó un total de 740.000 millones de euros con opción de amortización anticipada.

Aplaza la subida de tipos de interés

Además de dotar de más liquidez a la banca, el organismo comunitario también ha aplazado la subida de tipos de interés. En este caso, solo lo retrasa unos meses, hasta final de año. Por lo tanto, el tipo de interés continuará estando a cero.

Aun así, como ya anunció la ocasión anterior, los mantendrá durante el tiempo que sea necesario para garantizar que la inflación de la zona euro se mantiene en un nivel cercano al 2% en el medio plazo de forma sostenida.

Esta medida no es novedosa, ya que los mercados y analistas no esperaban que se produjera una subida de los tipos de interés este año​, aunque en principio estaba prevista para verano.

Draghi ha lanzado previsiones de crecimiento económico, que será menor del previsto con anterioridad, lo que ha generado que el organismo se plantee su política monetaria. Así, ha rebajado al 1,1% su previsión de crecimiento para 2019, desde el 1,7% de diciembre, y al 1,6% para 2020, una décima menos, y el 1,5%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad