El presidente del BCE, Mario Draghi.

BBVA: De Guindos (BCE) da una oportunidad a Torres para que eche a FG

stop

El BCE asegura que se encuentra a la espera de los resultados de la investigación interna del BBVA y recuerda que el tiempo es esencial en estos casos

Madrid, 24 de enero de 2019 (15:28 CET)

El Banco Central Europeo se encuentra a la espera de los resultados de la investigación interna del BBVA​. Así lo ha declarado el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, acompañado del presidente Mario Draghi, que le ha pasado la pregunta.

Así, da una oportunidad a Carlos Torres, el nuevo presidente del BBVA para que lidie con Francisco González, expresidente y ahora presidente de honor, aunque insta a que el asunto se aclare cuanto antes.

"El BBVA ha lanzado una investigación interna y ha anunciado que ha empezado una serie de informe forensic que va a estar conducida por una tercera parte. Vamos a tener que esperar y esperamos que los resultados estén disponibles lo antes posible porque en estas cuestiones el tiempo es esencial", ha comentado De Guindos.

El BBVA reconoció el miércoles que ha mantenido "contactos" en los últimos días con el BCE por la presunta trama de espionaje encargada por el banco al excomisario José Manuel Villarejo.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, admitió esta semana que el BCE ha entrado en el asunto, lo que añade más presión al nuevo presidente del BBVA, a quien corresponde decidir acerca de Francisco González.

Calviño admite contactos con el Banco Central Europeo, aunque los tacha de “informales”. Asegura que en ellos no ha participado Draghi, pero las conversaciones indican una evidencia: el regulador europeo está preocupado por las consecuencias que puede tener el caso en el futuro de la entidad.

Anticorrupción investiga a Villarejo por el BBVA

El excomisario Villarejo controló en 2004 unas 15.000 llamadas de periodistas y empresarios, entre ellos el entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, el industrial Juan Abelló y el jefe de la Oficina Económica de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián. BBVA se encontraba en medio de una operación hostil liderada por Sacyr para adquirir parte de su negocio.

De hecho, la Fiscalía Anticorrupción tiene en su poder documentación en la que constan una serie de pinchazos y operaciones de seguimiento que sitúan el inicio de las relaciones entre BBVA y Cenyt en 2004, la empresa de Villarejo.

La operación del excomisario, conocida como "Trampa", estuvo financiada por el BBVA con el pago de al menos 517.600 euros​. Esa actuación puede ser constitutiva de delito si las pruebas llegan a demostrar que parte del encargo consistió en realizar escuchas telefónicas a determinadas personas, incluidos miembros del Gobierno.

Así, la información relacionada con el rastreo de miles de llamadas se ha incluido dentro del procedimiento abierto contra Villarejo (Operación Tándem) que se instruye desde hace tiempo en la Audiencia Nacional.

El BCE mantiene los tipos al 0%

En cuanto a la subida de tipos, que se esperaba para después del verano, no llegará. Así, se mantienen al 0% actual. Los tipos de interés se mantendrán en esos niveles "hasta al menos durante el verano de 2019", según explica la autoridad monetaria.

El BCE va a reinvertir el principal de los bonos adquiridos mediante el programa de compra de deuda pública y privada que vayan venciendo durante un período prolongado tras la fecha en la que comience a subir los tipos de interés oficiales.

Además, recuerda que "en todo caso se mantendrán en estos niveles el tiempo que sea necesario para que la inflación llegue al objetivo de situarse cerca, pero por debajo del 2% a medio plazo".

Este mantenimiento de los tipos al 0% se explica por la desaceleración que se prevé de la economía europea: el BCE ya había actualizado sus previsiones de crecimiento en diciembre, cuando lo rebajó al 1,7% en 2019 para el conjunto de la eurozona.

Los indicadores macroeconómicos más recientes apuntan a una desaceleración más intensa que la que anticipa el BCE

Sin embargo, los indicadores macroeconómicos más recientes apuntan a una desaceleración más intensa que la que anticipa el Banco Central Europeo. Esto le obligaría a rebajar sus previsiones y replantearse su política monetaria.

El frenazo de crecimiento también se entiende por la situación económica alemana -la mayor economía del euro- que en la segunda mitad de 2018 se quedó a unas décimas de caer en recesión debido al deterioro del comercio mundial y la crisis del diésel.

Además, Italia continúa con problemas estructurales de estancamiento económico, alto endeudamiento público y descapitalización de las entidades financieras, que se podría ver afectado por una subida de los tipos de interés. Draghi además asegura que el Brexit no afectará tanto a la UE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad