El expresidente del BBVA, Francisco González. EFE/J.J.Guillen
stop

El excomisario Villarejo controló en 2004 unas 15.000 llamadas de periodistas y empresarios para el BBVA en plena operación de asalto por parte de Sacyr

Madrid, 11 de enero de 2019 (09:14 CET)

El excomisario José Manuel Villarejo controló en 2004 unas 15.000 llamadas de periodistas y empresarios. Ahora, la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha abierto una investigación para comprobar si ha podido haber riesgos patrimoniales en las cuentas del banco y en los sistemas de seguridad de la propia CNMV.

Así, quiere determinar los posibles efectos sobre el patrimonio y la seguridad del BBVA de la trama de espionaje que el excomisario Villarejo llevó a cabo para el banco en el tiempo en el que la constructora Sacyr pretendió la entidad.

La Comisión no tiene capacidad para comprobar si hubo pagos o escuchas porque no está en su ámbito de actuación. En donde sí pueden intervenir es en analizar si de este asunto se deriva alguna responsabilidad patrimonial. Por eso, dicen que estarán atentos a que se refleje adecuadamente en las cuentas.

 BBVA firmó un contrato con la empresa de Villarejo por un coste de medio millón de euros para fiscalizar llamadas telefónicas

Por su parte, el BBVA ha revelado que el pasado junio abrió su propia investigación sobre la contratación y los servicios prestados por la firma Cenyt, propiedad de Villarejo, que se encuentra en prisión. La entidad asegura que tomará "las medidas internas y acciones judiciales pertinentes" si se acreditara la existencia de irregularidades.

"Si en las investigaciones se acreditara la existencia de irregularidades, BBVA tomará las medidas internas que procedan y llevará a cabo las acciones judiciales pertinentes, y como siempre, colaborará con la Justicia", explica el BBVA

Según ha trascendido, BBVA firmó un contrato con la empresa de Villarejo por un coste de medio millón de euros para fiscalizar llamadas telefónicas, según Moncloa.com y El Confidencial.

Pinchazos telefónicos en plena operación con Sacyr

El BBVA de Francisco González utilizó al comisario Villarejo para tener acceso en tiempo real a las llamadas telefónicas que se cruzaron en plena operación de asalto al banco por parte de Sacyr.

Las comunicaciones habrían sido controladas sin ningún tipo de orden judicial y permitieron a la dirección de BBVA adelantarse a los movimientos del Grupo Hostil, el nombre en clave que Villarejo y la entidad utilizaron para referirse al círculo de empresarios y políticos que supuestamente estaban conspirando para derribar al ahora expresidente del BBVA.

La "operación Trampa", financiada por BBVA con el pago de al menos 517.600 euros, pasó por la búsqueda de aspectos negativos de los miembros del Grupo Hostil y por subrayar sus vinculaciones con el Ejecutivo socialista​.

Finalmente, las acusaciones de politización y la falta de apoyo expreso del Banco de España provocaron que Sacyr desistiera de entrar en el consejo de BBVA en febrero de 2005. Así, la actuación de Villarejo habría sido fundamental para frustrar el ataque.

Entre los afectados, aparecen el entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, el industrial Juan Abelló y el jefe de la Oficina Económica de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián. También fueron espiadas decenas de personas, empresas e incluso medios de comunicación que habrían tenido una participación secundaria.

Hemeroteca

BBVA Sacyr CNMV
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad