El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. EFE
stop

El BCE medirá la resistencia de un centenar de entidades con test de liquidez para evitar que se vuelva a repetir la crisis del Popular de 2017

Madrid, 04 de enero de 2019 (10:35 CET)

El BCE controlará más a la banca. El supervisor comunitario medirá la resistencia de más de un centenar de entidades a través de los primeros test de liquidez en la banca europea. La idea es evitar que se vuelva a repetir la crisis de liquidez que sufrió el Popular en 2017.

La que fue sexta entidad por activos en España sufrió una intensa fuga de depósitos por la falta de confianza sobre la salud de su balance, que estaba muy expuesto al ladrillo, y el Santander tuvo que inyectar 13.000 millones para restablecer su operativa en las oficinas.

Así, la intención del BCE es conocer si los bancos europeos tienen reservas suficientes ante una prolongada salida de financiación mayorista, de depósitos operativos y no operativos, así como degradaciones en los activos líquidos disponibles.

Las pruebas para medir la resistencia a una crisis de liquidez es una de las prioridades que se ha marcado el BCE de cara a este año. Con esto se pretende que las entidades estén preparadas ante posibles restricciones de liquidez en medio de la presión del mercado.

El supervisor ya ha enviado a los bancos las plantillas que tendrán que cumplimentar con datos internos

Más de un centenar de entidades financieras europeas que están bajo el paraguas del supervisor comunitario se someterán a estos test de liquidez. El BCE mantuvo encuentros con los responsables de las entidades a finales de 2018 para explicar su intención de endurecer las pruebas, que definirían qué porcentaje de salida de depósitos al mes podría aguantar cada entidad.

De hecho, el supervisor ya ha enviado a los bancos las plantillas que tendrán que cumplimentar con datos internos, según publica Expansión. Se tendrá en cuenta la información de cierre de 2018 para estos test de liquidez.

El supervisor comunitario medirá la resistencia a una fuga de depósitos, entre otras métricas de liquidez, durante medio año, según fuentes financieras.

La banca española, contra De Guindos

Tras el test de estrés de la banca de 2018 ha surgido mucho malestar en las entidades. Estos test sirven para medir la resiliencia de los bancos en un escenario muy estresado y se mide en porcentaje. 

Los resultados dejaron a los bancos españoles como los más resistentes ante una potencial crisis, pero también los que más cortos están en capital, algo que no es nuevo tras los continuos avisos de los supervisores. Además, algunos no salieron bien parados, como el Sabadell, que quedó como el banco menos solvente​.

A esto se une que Luis De Guindos, vicepresidente del BCE, comentó después a título personal los resultados con otras métricas, lo que generó un profundo malestar en varios bancos porque salían mal parados. 

Entre ellos están BBVA y el propio Banco Sabadell, que durante las últimas semanas han remitido quejas informales ante el propio De Guindos y en el BCE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad