Banderas de la Unión Europea ondean a las puertas de la Comisión Europea en Bruselas (Bélgica). EFE/ Stephanie Lecocq
stop

El PIB de la zona euro creció el 1,8% en 2018, el menor ritmo desde 2014, por el estancamiento de Alemania y la entrada en recesión de Italia

Economía Digital

Banderas de la Unión Europea ondean a las puertas de la Comisión Europea en Bruselas (Bélgica). EFE/ Stephanie Lecocq

Madrid, 07 de marzo de 2019 (16:33 CET)

La desaceleración de la economía europea se confirma. Después de que la OCDE rebajara casi a la mitad el crecimiento económico de la eurozona para 2019, este jueves Eurostat ha publicado los datos del PIB europeo a cierre de 2018, que también muestran una ralentización del PIB comunitario.

El año pasado economía de la eurozona creció a un ritmo anual del 1,8% en 2018, lo que supone una desaceleración de seis décimas con respecto al año anterior y el crecimiento más débil de los países del euro desde 2014.

Este frenazo se debe principalmente al estancamiento de Alemania y la entrada en recesión de Italia en el último trimestre. Así, en el cuarto trimestre, el crecimiento del PIB de la eurozona con respecto al trimestre anterior fue del 0,2%, en línea con las estimaciones anteriores y una décima por encima del crecimiento contabilizado durante el tercer trimestre.

Crecimiento económico en el cuarto trimestre de 2018. Fuente: Eurostat

Crecimiento económico en el cuarto trimestre de 2018 frente el trimestre anterior. Fuente: Eurostat

La oficina de estadística comunitaria ha revisado a la baja el crecimiento de la economía de la zona euro entre octubre y diciembre en comparación con el mismo periodo de 2017 hasta el 1,1%, lo que equivale a una décima menos que la estimación anterior.

En el conjunto de la Unión Europea (UE), el PIB creció el 1,9%, medio punto porcentual menos que en el conjunto de 2017. La expansión económica del cuarto trimestre se ha revisado una décima al alza, hasta el 0,3%.

Además, el dato interanual se ha mantenido en el 1,4%, cuatro décimas menos que la expansión anual del tercer trimestre y hasta un punto porcentual menos que la registrada entre enero y marzo de 2018.

España crece de forma moderada

Entre las mayores economías de la zona euro, únicamente España aceleró su ritmo de crecimiento en el cuarto trimestre, al pasar del 0,6% entre julio y septiembre al 0,7% entre octubre y diciembre. Pese a que es un crecimiento moderado, supone su mayor tasa de expansión en todo 2018.

En comparación con el cuarto trimestre de 2017, el Producto Interior Bruto de España mantuvo un crecimiento interanual del 2,4%.

En el cuarto trimestre Alemania ni creció ni se contrajo, tras el retroceso del 0,2% contabilizado durante el tercer trimestre del año. Por el contrario, Italia mostró peores datos: registró una caída del 0,1% en los dos últimos trimestres de 2018.

Por su parte, Francia, otra de las principales economías europeas, se aceleró en el último semestre del año, tras registrar una expansión del 0,3% en el tercer y el cuarto trimestre, frente a sendos crecimientos del 0,2% en el primer y segundo trimestre de 2018.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad