El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la ministra de Economía, Nadia Calviño. EFE
stop

El Banco de España mantiene sus estimaciones de crecimiento para España, pero alerta de riesgos "significativos" por el contexto internacional

Cristina Triana

Economía Digital

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la ministra de Economía, Nadia Calviño. EFE

Madrid, 27 de junio de 2019 (11:11 CET)

El Banco de España, en línea con el escenario macroeconómico que ha ido dibujando el Banco Central Europeo (BCE) en los últimos días, ha alertado este jueves en su boletín trimestral sobre la economía española de que su escenario positivo para la economía española está condicionado por factores a la baja. 

"En las últimas semanas se ha producido un agravamiento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, que ha conducido a un aumento de la probabilidad de que las negociaciones actualmente en curso culminen sin acuerdo. Además, persisten los riesgos de que la salida del Reino Unido de la UE se produzca sin un acuerdo previo, lo que podría tener consecuencias globales severas", explica el organismo gobernado por Pablo Hernández de Cos.

"Por último, no se han despejado las dudas acerca del grado de efectividad de las medidas expansivas adoptadas por las autoridades chinas para impulsar la actividad en esa economía. En el plano interno, no se ha constituido todavía un gobierno de la nación tras las elecciones celebradas hace dos meses, por lo que subsisten las incertidumbres acerca de las futuras políticas económicas", añade en su informe.

Este mes, el BdE había adelantado que esperaba que la economía española creciera a un ritmo del 2,4% este año; del 1,9%, 2020 y del 1,7% en 2021.

El BdE previene de menor dinamismo en el empleo

En paralelo a la alerta lanzada sobre el impacto económico de la guerra comercial, el organismo también ve signos de desaceleración en un punto clave para la economía española como es la creación de empleo. En este sentido, la institución explica que "la creación de empleo se habría desacelerado este trimestre en mayor medida que la actividad, con cierta pérdida de empuje de las afiliaciones a la Seguridad Social en mayo", señala.

No obstante esta apreciación, la institución explica que la salud económica española se está sustentando en la demanda interna y, ahora, en menor medida, en las exportaciones. "La continuada mejora de la situación patrimonial de familias y empresas, junto con la persistencia de condiciones financieras holgadas (a pesar de la aparición de algunos indicios de que las entidades podrían estar comenzando a aplicar criterios más estrictos a la concesión de crédito), sigue actuando como elemento de soporte del gasto de los agentes privados", revela.

"A futuro, el ritmo de avance del consumo privado podría experimentar una cierta moderación, a la luz del probable aumento de la propensión de los hogares al ahorro, dado el reducido nivel alcanzado por esta variable, y de la desaceleración del crédito para consumo que ya ha comenzado a observarse. No obstante, el repunte de los salarios reales tenderá, por el contrario, a actuar como sostén de este componente del gasto", adelanta el BdE.

El organismo también hace referencia al déficit, y vuelve a instar a Pedro Sánchez a que lo rebaje. "En el ámbito fiscal, la Comisión Europea ha recomendado al Consejo Europeo que derogue el Procedimiento de Déficit Excesivo en el que las finanzas públicas españolas han estado inmersas durante la última década", señala. 

"No obstante, las cuentas de las Administraciones Públicas (AAPP) continúan presentando una situación de desequilibrio que, de acuerdo con las reglas acordadas por los Estados miembros de la UE, requerirá la aplicación de medidas en el marco del denominado «brazo preventivo» del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. El cumplimiento de estas obligaciones contraídas frente al resto de los países europeos ha de servir de acicate para intensificar la consolidación presupuestaria, necesaria para aumentar la resistencia de la actividad y del empleo de la economía española frente a eventuales perturbaciones futuras", recuerda al ejecutivo socialista.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad