Pablo Hernández de Cos, gobernador del banco de españa. Fuente: Efe

El BdE aprieta pero no ahoga: la banca se salva de reforzar capital

stop

El organismo gobernado por Pablo Hernández de Cos no exigirá provisiones adicionales para compensar riesgos económicos

Madrid, 19 de junio de 2019 (10:59 CET)

El Banco de España no ahoga a la banca española. A pesar de que el regulador lleva muchos meses tratando de empujar a los bancos a que construyan capital durante los buenos tiempos, ha decidido mantener en el 0% el colchón anticíclico que le exigirá al sector de cara al próximo trimestre.

Este colchón está conformado con provisiones específicas para afrontar riesgos macroecómicos. Este lunes, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ya adelantó que no detectaba riesgos específicos que recomendaran ampliar la reserva de capital con este objetivo.

"El origen del colchón anticíclico es generar capacidad de resistencia cuando se perciben riesgos sistémicos", apuntó De Cos hace unos días. En este sentido, el gobernador del BdE insistió en que en este momento no se percibían riesgos sistémicos o la necesidad de frenar el crédito; por lo que ya adelantó que no se tomarían medidas adicionales de cara del tercer trimestre.

En este sentido, el BdE señala que "la ratio de crédito sobre PIB continuó reduciéndose en el trimestre, a un ritmo comparable al constatado en periodos previos. Por otra parte, la intensidad del crédito registró un incremento de un punto porcentual en el último trimestre, abandonando los niveles negativos previos". "En cuanto a las estimaciones de la desviación de los precios de la vivienda en relación con su tendencia de medio plazo, sus valores medios aumentaron moderadamente en el último trimestre, situándose ya en niveles próximos a los de equilibrio", apunta en un comunicado.

Nuevas herramientas de control

El Ministerio de Economía ha dotado con nuevas herramientas macroeconómicas al Banco de España para que controle que no se produzcan los excesos que llevaron a la crisis financiera. Entre ellas, el organismo puede ahora limitar, por ejemplo, la concentración de crédito en un sector determinado. Para ello, exigiría una reserva de capital más elevada; lo que teóricamente desincentivaría a las entidades de crédito a otorgar financiación a este sector, porque le saldría mucho más caro.

Otra posibilidad que está estudiando el Banco de España es pedir a la banca que dote este fondo en los buenos momentos económicos para prepararse para los malos. No obstante, tal como explicó el gobernador del Banco de España, este punto se está discutiendo y todavía no se contempla como un requerimiento para dotar el fondo anticíclico.

Hemeroteca

Banco de España
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad