El empresariado catalán frena la euforia económica

stop

La patronal Foment del Treball reclama a los países europeos que no se duerman en aplicar reformas estructurales

Salvador Gillermo y Ramon Adell | ED

07 de octubre de 2014 (14:07 CET)

Optimismo tras siete años de crisis sí, pero moderado. El empresariado catalán rebaja el discurso positivo sobre la recuperación que marca la agenda política en España y alerta de la desaceleración que empieza a aparecer en los indicadores económicos del segundo trimestre. “No somos inmunes a lo que ocurre a nuestro alrededor”, señala el director de Economía y Finanzas de Foment de la patronal Foment del Treball, Salvador Guillermo.

El motor alemán se ha gripado, el PIB francés se contrae e Italia se ha atascado en una reforma laboral que el empresariado señala como básica para salir del túnel. Con este escenario, los empresarios catalanes reclaman responsabilidad a todos los países de la zona euro. “España ha cumplido con sus reformas estructurales y ahora no podemos bajar la guardia, pero los países que no las han realizado deben abordarlas”, declara Guillermo.

Países cumplidores

La patronal recuerda que sólo Finlandia supera a España en impulsar medidas para la reactivación de la actividad. Políticas poco atractivas pero que si se aparcan condenan a toda la región, según su punto de vista. Los mismos datos internos de la Comisión muestran cómo Chipre, Italia, Bulgaria o Bélgica son los países que más se han dormido entre 2012 y 2013 en aplicar “las recomendaciones europeas”.

El empresariado también se muestra muy crítico con la lentitud en la reforma monetaria que reclama para Europa. “La UE es rígida y aún la hacemos más cuando en un mundo globalizado es necesario ser flexible”, asegura Guillermo.

Cargan tanto contra la tardanza del Banco Central Europeo en aplicar una política expansiva como contra la consolidación de un modelo de toma de decisiones internas “excesivamente lento y gradual”.

Economía española

“No decidir agudiza los problemas”, sentencia el director de Economía de la patronal. Con todo, mantienen en sus previsiones un crecimiento de la economía española en el ejercicio en curso y el próximo. “Mejoramos a un ritmo más bajo que hace dos o tres meses, pero vamos a más”, añade el empresario.

Foment del Treball evita hacer un pronóstico propio de la evolución del PIB y se remite a los últimos datos del FMI, que esperan un avance 1,2% en 2014 y del 1,6% el próximo ejercicio; y del OCDE, del 1% y del 1,5%, respectivamente. Por debajo de los del Gobierno.

La misma tendencia se aplica en el empleo. La patronal estima que los datos del tercer trimestre serán peores que los del segundo, pero que se mantenga la evolución positiva.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad